Bolivia entrega una protesta al cónsul de Chile por la suspensión de reunión

El Gobierno boliviano entregó ayer una nota de protesta al cónsul de Chile en La Paz, Manuel Hinojosa, por la suspensión “unilateral” de una reunión del Comité de Fronteras entre ambos países que debía realizarse esta semana.

La vicecanciller boliviana, Carmen Almendras, recibió en la sede del Ministerio de Exteriores de Bolivia en La Paz a Hinojosa para entregarle la nota, sin declaraciones previas ni posteriores a los medios de ninguno de los funcionarios.

Los dos países mantienen consulados generales en La Paz y Santiago, pero no tienen relaciones diplomáticas a nivel de embajadores desde 1962, salvo un paréntesis de 1975 a 1978, por la falta de solución a la reclamación boliviana de que Chile restituya el acceso soberano al océano Pacífico perdido en una guerra en 1879.

El Gobierno boliviano ha acusado al chileno de suspender unilateralmente una reunión del Comité de Fronteras entre ambos países en respuesta a la contrademanda presentada por Bolivia contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya sobre las aguas del Silala.

La reunión estaba prevista para este miércoles y jueves en La Paz, pero el Consulado de Chile comunicó que “no es posible realizar” el encuentro por “la conducta de Bolivia en el proceso que se sigue” ante esta corte de Naciones Unidas, según una comunicación consular difundida el pasado martes por las autoridades bolivianas.

El Gobierno de Chile ha argumentado que la cancelación del encuentro obedeció a la decisión de Bolivia de mantener en reserva los detalles de la contrademanda que presentó contra Chile en el litigio por las aguas del Silala, algo que el Ejecutivo de Evo Morales ha rechazado de plano.

En un comunicado difundido esta tarde, la Cancillería boliviana manifestó su “enérgico rechazo” a las acusaciones de La Moneda de actuar “contra la buena fe” en la entrega de su contramemoria y reiteró su protesta por la “cancelación unilateral” de la reunión del Comité de Frontera e Integración Bolivia-Chile.

Estas acciones “son parte de la continua práctica de dilación que el Gobierno chileno adopta en el relacionamiento con Bolivia”, indica el comunicado.

El ministerio boliviano de Exteriores ratificó su rechazo a la acusación de que Bolivia retrasó la entrega de su contramemoria a Chile, “dado que es atribución exclusiva de dicho tribunal disponer la forma y oportunidad de la entrega de los actuados del proceso”.

Más temprano, el canciller de Bolivia, Diego Pary, aseguró a la radio estatal Patria Nueva que su país está dispuesto, “cuando así Chile lo desee, a poder reinstalar de inmediato el Comité de Fronteras”, instancia que “tiene la necesidad de seguir trabajando”.

Chile presentó en 2016 ante la corte con sede en la ciudad neerlandesa de La Haya una demanda contra Bolivia, en la que reclama que las aguas del Silala son un río internacional con derecho de uso compartido.

Bolivia respondió el pasado viernes con una contramemoria en apoyo de su postura de que son un manantial de uso exclusivo de su país, a la vez que presentó una contrademanda en la que pide a Chile una compensación por décadas de uso de estas aguas desviadas artificialmente.