Bolivia inaugura su mayor planta de generación de energía alternativa

Bolivia inauguró ayer la que considera su mayor planta de energía alternativa, una estación solar fotovoltaica en la región occidental de Potosí con la capacidad de generar 60 megavatios (MW) y que costó 73 millones de dólares.

La planta fotovoltaica se construyó en la región de Uyuni, en la provincia Antonio Quijarro.

La planta generará 60 MW, que representa la mitad de la actual demanda de energía eléctrica del departamento de Potosí.

Se prevé que, con esta planta, se generarán 50% de la demanda de energía del departamento de Potosí.

Durante el acto de inauguración en el municipio potosino de Uyuni, el presidente del país, Evo Morales, aseguró que se trata de la estación solar fotovoltaica “grande de toda Bolivia” que producirá la mitad de energía que necesita el departamento de Potosí, de unos 880.000 habitantes.

Recordó que en 2005 había una demanda interna boliviana de al menos 700 megavatios y que ahora el índice experimentó una subida de poco más del doble, 1.500.

“Estamos electrificando Bolivia y existen nuevas industrias”, acotó el mandatario al destacar que con su plan nacional de electricidad y electrificación se generará entre 2.100 a 3000 megavatios, situación que permitirá exportar energía eléctrica a la Argentina.

En tal perspectiva, la actual administración lleva a cabo un programa de tendido eléctrico entre Bolivia a Argentina y el próximo año se exportará a ese país 100 megavatios.

Morales mencionó que se este año se terminará de instalar los llamados ciclos combinados en Tarija, Santa Cruz y Cochabamba.

Aseguró que la energía está garantizada para montar industrias y fábricas. En La Paz, Cochabamba, Potosí y otras regiones se construyen plantas hidroeléctricas.

La planta potosina supera a una anterior que opera en el departamento amazónico de Pando, inaugurada en julio de 2015.

El acto de entrega de la estación de energía solar se efectuó en el marco de una gran concentración de lugareños que acompañaron con danzas típicas y presentaciones de grupos musicales.

El ministro boliviano de Energía, Rafael Alarcón, aseguró que el proyecto se enmarca en la intención del Gobierno del país de lograr la “universalización del servicio eléctrico” además de producir excedentes para “exportar energía” desde el próximo año.

Alarcón detalló que la planta solar consta de 196.952 módulos fotovoltaicos fijados en de 7.034 mesas en un espacio de 105 hectáreas, aspectos que la hacen la planta “más grande del país en energías alternativas”.

El proyecto contó con un crédito de 73 millones de dólares que contrajo la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) del Banco Central de Bolivia (BCB), afirmó el ministro.

Las autoridades bolivianas anunciaron en este acto que para fin de mes está prevista la inauguración de otra planta de cloruro de potasio, situada también en el municipio de Uyuni.

La inauguración de la estación solar fotovoltaica se enmarca en el conjunto de proyectos que el Gobierno boliviano desarrolla con estaciones similares en otras regiones del país, además de energía eólica y varios proyectos termoeléctricos que están en desarrollo.