Bolivia invirtió unos 5.000 millones de dólares para exportar gas a Argentina

El Gobierno boliviano estimó ayer en unos 5.000 millones de dólares la inversión que destinó para enviar gas a Argentina, país al que resta por entregar 3,7 trillones de pies cúbicos por valor de casi 26.000 millones de dólares.

El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, explicó en un comunicado que Bolivia mantiene un acuerdo de suministro con Argentina, para cuyo cumplimiento construyó infraestructuras como el gasoducto Juana Azurduy y plantas de procesamiento como la de Margarita o el campo de Incahuasi.

“Bolivia siempre apoyó a la Argentina en su abastecimiento de gas, siempre hemos cumplido con este país hermano, incluso durante meses impagos, se les ha realizado los envíos de gas”, aseveró.

A comienzos de mes el presidente del Banco Central de Bolivia, Pablo Ramos, aseguró que Argentina pagó unos 156 millones de dólares por facturas pendientes por la compra de gas, que el Gobierno boliviano reclamaba hacía meses.

Un informe difundido este martes por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior refleja que de enero a septiembre de este año el 48 % por ciento de las exportaciones de gas de Bolivia fueron a Argentina, mientras que el 52 % restante se destinaron a Brasil.

Las exportaciones de gas natural boliviano aumentaron un 23 % en este periodo comparado con los mismos meses del año pasado, hasta alcanzar unos 15 millones de toneladas por un valor cercano a los 2.334 millones de dólares.

El pasado julio la empresa estatal Integración Energética Argentina anunció un acuerdo para comprar gas natural durante tres años a la Empresa Nacional del Petróleo de Chile.

Indexar precios

De otra parte, el ministro Sánchez informó que se busca indexar los precios de exportación del gas boliviano, en los nuevos contratos que se suscriban con empresas privadas extranjeras, a las cotizaciones internacionales del petróleo Brent y al gas natural licuado (GNL o LNG).

“Hoy estamos indexando el precio al Brent y posiblemente al LNG (GNL) que es nuestro competidor”, señaló.

Recordó que actualmente, los precios de exportación del gas boliviano a los mercados de Argentina y Brasil están indexados al petróleo WTI, con referencia en Estados Unidos, y cuyo valor siempre es menor que el Brent o el GNL.

Sánchez manifestó que los nuevos contratos de exportación de gas traerán mejores beneficios económicos para Bolivia, que en los últimos años invirtió más de 5.000 millones de dólares para encontrar nuevos reservorios gasíferos.

Aseguró que Bolivia cuenta con las suficientes reservas para cumplir los contratos de exportación con Argentina y Brasil, además de firmar nuevos acuerdos con privadas de esos países.

Mencionó que el próximo año el país tendrá mejores ingresos por renta petrolera, y eso será fruto de las millonarias inversiones que ejecutó el Gobierno en el sector de los hidrocarburos.