Bolivia mira a los espacios urbanos tras cerrar brechas en el ámbito rural

ABI

Después de años dedicados a reducir la pobreza extrema y las brechas en el área rural, el Gobierno boliviano tiene ahora en el punto de mira los espacios urbanos con varios proyectos para mejorar el transporte en las grandes ciudades, según su ministra de Planificación del Desarrollo, Mariana Prado.

“Tenemos que hacer un giro en la estrategia de desarrollo”, afirmó Prado durante una entrevista con Efe en Madrid, donde participó en una conferencia que organizó la CAF sobre infraestructuras e integración en América Latina.

El hincapié que se ha hecho en los últimos años en la transformación del ámbito rural, y que ha permitido, según la ministra, sacar a tres millones de personas de la pobreza extrema, había generado un cierto olvido de “la problemática urbana” por parte del gobierno nacional.

Eso se está subsanando con planes de transporte como el sistema de teleféricos de La Paz, el más largo y extenso del mundo.

“Es nuestra inversión estrella”, comentó Prado sobre ese sistema en el que se acaba de inaugurar una nueva línea, la más veloz y que llega hasta el centro de la ciudad, con una extensión de 2,6 kilómetros, cuatro estaciones, 155 cabinas capacidad para transportar hasta 8.000 pasajeros en sus dos sentidos a una velocidad de seis metros por segundo.

Desde su apertura en 2014 se han inaugurado un total de seis líneas y la empresa que lo gestiona “es sostenible” y “está pagando la deuda” de su puesta en marcha, según Prado.

Mientras, en la ciudad de Cochabamba (centro) hay ya un tren metropolitano en construcción y para Santa Cruz (este), la urbe boliviana que más está creciendo, se están estudiando “dos diseños” para desarrollar “un esquema mixto de autobuses como el Transmilenio de Bogotá combinado con tren de cercanías”, detalló la ministra.

En cuanto a los proyectos de infraestructura con fines de integración regional, Prado destacó el del conocido como Corredor Ferroviario Bioceánico para conectar por tren el puerto brasileño de Santos con el peruano de Ilo.

Prado explicó que esa iniciativa está pensada como “una especie de alternativa al canal de Panamá” y puede suponer para algunos transportes de carga “una optimización de al menos 15 días de viaje”.

Ese corredor de 3.800 kilómetros de longitud es “el proyecto más ambicioso” para el Gobierno boliviano junto con el plan para convertir el aeropuerto de Viru Viru de Santa Cruz “en un nodo subregional” para transporte de pasajeros “y fundamentalmente de carga”, expuso la ministra.

Con el apoyo de la CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, “también hemos estado explorando el potencial energético del país” y tenemos posibilidad de generar energía para consumir y comenzar a exportar”, anotó Prado.

“Estamos diversificando nuestra matriz energética”, añadió.

Por otro lado, con motivo de la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que se celebra este lunes y martes en Bruselas, la ministra recordó que Bolivia quiere construir “una relación más horizontal con Europa”.

“Estamos en un momento de relación mucho más horizontal y discutiendo mecanismos para un intercambio comercial más razonable”, comentó al respecto.

La conferencia “Infraestructura para la integración de América Latina”, celebrada en la Casa de América, ha reunido este lunes en Madrid a ministros y responsables de Economía, Finanzas y Planificación de Bolivia, Brasil, Colombia, España, Paraguay, Perú y Uruguay, entre otras personalidades.

Se trata de la primera conferencia anual de CAF-Banco de Desarrollo de América Latina en España, con objeto de ser un espacio permanente de dialogo donde representantes políticos y del sector privado compartieron experiencias y propuestas para las alianzas público-privadas.