Bolivia presupuesta $us 200 millones para seguro de salud gratuito

El Gobierno de Bolivia destinará 200 millones de dólares para la puesta en marcha a partir del próximo año de un seguro universal de salud que será gratuito, anunció ayer el presidente del país, Evo Morales.

“El próximo año empezaremos con 200 millones de dólares el Seguro Universal de Salud Gratuito”, sostuvo Morales en una rueda de prensa en la sede del Gobierno en La Paz.

El mandatario boliviano explicó que la puesta en marcha del seguro será gradual y su ampliación se dará en función del crecimiento de la economía del país.

La iniciativa se financiará con fondos del Tesoro General de la Nación y no se emplearán los recursos de la seguridad social a corto plazo, aseguró Morales.

“No se trata de realizar atenciones en salud con financiamiento prestado, sino con recursos propios para su sostenibilidad y no podemos engañar al pueblo”, manifestó.

También anunció que se retomarán los encuentros regionales de salud, para seguir debatiendo sobre los cambios estructurales que requiere ese servicio.

El mandatario complementó de esta forma el anuncio realizado ayer sobre la puesta en marcha de este seguro de salud en 2019.

El Gobierno de Morales ya había planteado el tema en enero de este año, cuando se produjo un conflicto con los profesionales en medicina que protestaban contra la aprobación de una ley, que a juicio de los médicos, atentaba contra su labor.

El Seguro Universal de Salud fue una promesa electoral de Morales en las elecciones generales de 2014.

La propuesta establecía que hasta 2020 se produciría la implementación gradual en todos los departamentos de Bolivia y que tenía previsto cubrir al menos al 70 % de la población.

Morales negó hoy que se trate de una medida electoral con miras a los comicios generales previstos para el próximo año en el país, ante críticas de opositores y representantes de los médicos, frente a las que argumentó que es una decisión acorde al buen momento económico de Bolivia.

“Estamos preparados”, señaló, para recalcar que “hemos hecho números” sobre la sostenibilidad de este sistema.