Bolivia recupera casa como memoria histórica de la resistencia indígena

El Gobierno de Bolivia restauró la casa donde fue ajusticiado Túpaj Katari, héroe boliviano de la lucha contra la colonia española, como memoria histórica de la resistencia de los indígenas en América, informó hoy una fuente oficial.

La casa colonial en la localidad norteña de Peñas, cerca del lago Titicaca, estaba parcialmente destruida y el Ministerio de Culturas y Turismo de Bolivia destinó unos 261.000 dólares a su reconstrucción, según un comunicado de este departamento.

El aimara Julián Apaza, más conocido como Túpaj o Túpac Katari, fue juzgado en 1781 en la conocida como Casa de Sentencia después de protagonizar uno de los mayores levantamientos indígenas contra la corona española.

La plaza donde fue descuartizado frente a la casa cuenta con un monumento que tiene en su pie un mural conmemorativo.
“Con la restauración se pretende reconstruir la historia de las luchas de los indígenas en América contra la colonia”, manifestó la ministra de Culturas y Turismo de Bolivia, Wilma Alanoca.

“Los pueblos originarios afirman que el lugar está impregnado de una inmensa energía cósmica que fue legada por el líder indígena”, destacó el comunicado Tras la entrega de la restauración, está prevista la instalación de guión museográfico sobre este personaje histórico, que con un ejército de unos 40.000 hombres sitió por dos veces la ciudad de La Paz, antes de ser apresado y ejecutado al igual que su esposa, Bartolina Sisa, una de las heroínas de aquella época en Bolivia.

Katari, serpiente en aimara, adoptó su seudónimo en homenaje a caciques incas y quechuas homónimos que protagonizaron importantes rebeliones en época colonial.