Bolivia revisará la seguridad en el uso de drones tras el atentado a Maduro

ABI

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer que evaluará sus medidas de seguridad para prevenir un ataque con uso de drones como sucedió en Venezuela con el mandatario Nicolás Maduro.

“Vamos a debatir en el equipo político, en el gabinete, a ver cómo evitamos esta clase de tecnología que en vez de informar, mas bien atenta al ser humano, hay que revisar”, expresó Morales en una entrevista en el canal estatal Bolivia Tv.

El mandatario recordó que en 2017, en la visita a Bolivia del entonces vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, por los 50 años de la muerte del guerrillero argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara le advirtió sobre el uso de drones cuando había uno filmando cerca.

“Yo no creía, ahora me he dado cuenta, gravísimo”, remarcó Morales.

La pasada semana, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue víctima de un atentado en un acto en Caracas con drones que contenían una carga explosiva del que salió ileso.

El pueblo definirá el mejor camino de Bolivia

De otra parte, el presidente Evo Morales aseguró que el pueblo boliviano será quien defina el mejor camino, con políticas, proyectos y programas adecuados para el desarrollo y avance del país.

Durante una entrevista concedida a la televisión nacional, Morales comentó que la participación misma del pueblo, organizado y movilizado, en la gestión de gobierno ha hecho posible todo lo realizado hasta el momento en el país.

Refirió, que la democracia no termina el día de la votación, sino que es un proceso de todos los días, que consiste en el diálogo permanente, en hacer viajes constantes para conocer las demandas y necesidades de la población, priorizar algunas emergencias, realizar reuniones con las organizaciones sociales, ‘esa es la verdadera democracia’, aseveró.

Aseguró que el presidente tiene que sentir por el país, amar a la nación, porque cuando se acepta este cargo, uno debe enamorarse, disfrutar del mismo, pero con mucho sacrificio y compromiso.

Argumentó que ser dignatario es un mandato sagrado y noble para servir al pueblo, en el cual hay que dormir, despertar y soñar con Bolivia, en pos de lograr todos los resultados alcanzados.

Planteó que el Estado Plurinacional ha avanzado gracias a la implementación de políticas, programas y proyectos sociales, reconocidos y de gran interés por parte de la comunidad internacional, como sucede con el programa Mi agua, Mi riego, fundamental para el desarrollo del sector agropecuario.

Morales expresó que se han dado pasos muy importantes en lo político, económico y social, aunque también se han vivido momentos difíciles, como sucedió durante el proceso constituyente, en que la derecha pretendió perjudicar al país.

El dignatario afirmó que la nueva Bolivia está en plena construcción y el proceso de cambio continuará gracias a la unidad del pueblo, con lo cual nada es imposible, así queda reflejado en los datos históricos, pese a los intentos de la oposición de querer frenar el avance del país, porque solo piensan en el interés personal y no en el bienestar de las familias bolivianas.

Un símbolo de unidad resulta el recién inaugurado Palacio Grande del Pueblo, en el centro de la ciudad paceña, nueva sede del Ejecutivo, que gobernará conjuntamente con la participación de la población.

En tal sentido, afirmó que esta edificación está concebida para unir al pueblo, porque gracias a él ‘estamos mejor económicamente y se puede garantizar este tipo de construcciones en la nación’, que además representa identidad y modernidad.

Identidad, porque está presente toda la inmensa riqueza cultural del país y los símbolos andino amazónicos, inexistentes en el antiguo Palacio de Gobierno, que solo representaba al Estado colonial con sus elementos europeos y extranjeros, aunque destacó que debe conservarse (quedará como museo) debido a representar el patrimonio histórico de Bolivia.

Asimismo, señaló que la nueva Casa Grande del Pueblo constituye algo inédito y otro récord más para Bolivia, la cual reúne la historia y la modernidad, esta última demandada por las nuevas generaciones, aunque recalcó que la misma debe ir de la mano con la conservación del patrimonio.

Quienes quieren hacer política deberían renuncian al secreto bancario

Asimismo, el gobernante boliviano sostuvo que quienes quieren hacer política deberían, por moral y ética, renunciar al secreto bancario, como lo hizo él y vicepresidente Álvaro García Linera.

“Quienes quieren hacer política, por moral y por ética, deberían renunciar a sus cuentas bancarias, levantar sus secretos”, informó.

A su juicio, los políticos que no quieren suspender sus secretos bancarios levantan sospechas sobre sus movimientos financieros, porque evidencia intensiones de esconder algunos ingresos.

Tanto Morales como García Linera renunciaron voluntariamente al secreto bancario sobre todas sus cuentas en el sistema financiero, como una muestra de transparencia.

A esa decisión se sumaron los ministros de la Presidencia, Alfredo Rada; de Comunicación, Gisela López; y de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez; de Culturas y Turismo, Wilma Alanoca.

Morales dijo estar sorprendido por la decisión voluntaria de sus ministros y dijo que ojalá puedan sumarse algunos políticos “si realmente quieren hacer política para el pueblo boliviano”.

Reafirmó que “no tenemos nada que ocultar” y, ahora que sus cuentas son públicas y están colgadas en internet, los que quieran investigar son libres de hacerlo.

“No tenemos por qué ocultar, que investiguen si quieren investigar”, subrayó.

La Ley 004 de Lucha contra la Corrupción Enriquecimiento Ilícito e Investigación de Fortunas ‘Marcelo Quiroga Santa Cruz’ señala que “los servidores públicos podrán renunciar de manera voluntaria” al derecho a la confidencialidad de las operaciones financieras que establece la Constitución Política del Estado Plurinacional.