Bolivia se prepara para exportar electricidad a la Argentina el 2019

Bolivia se prepara para exportar de electricidad a Argentina, alrededor de 100 megavatios (MW), a partir del próximo año luego que ese país aprobara la construcción de una línea de transmisión, informó ayer una fuente oficial.

Durante un discurso en la entrega de una planta de energía solar, el ministro de Energía, Rafael Alarcón, aseguró que esta semana recibió de Argentina el certificado de conveniencia “para la construcción de la línea de transmisión” hacia Argentina.

“En estos meses del próximo año vamos a estar vendiendo energía a los países vecinos, en particular a la Argentina”, manifestó Alarcón en medio de un masivo acto que encabezó el presidente del país, Evo Morales, en el municipio de Uyuni del departamento occidental de Potosí.

A su turno, el jefe de Estado boliviano precisó que en 2019 su país podría “estar exportando a Argentina 100 megavatios”.

Morales señaló de que “sobra energía” en Bolivia al señalar que la demanda interna actual de electricidad es de 1.500 MW y que la producción actual llega a los 2.100 con la posibilidad de aumentar a los 3.000 para 2019.

“La energía está garantizada”, recalcó el mandatario al indicar que están a punto de concluir varios proyectos de energía.

La termoeléctrica del sur será la que distribuirá energía al vecino país. Además, ENDE financia las obras en la zona argentina. Los mercados son Salta y Jujuy

El Estado boliviano invertirá, a través de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), $us 66 millones en la ampliación de la termoeléctrica del sur, que será el corazón de este proyecto que busca por primera vez en la historia del país saltar del gas a la electricidad, una energía considerada con mayor valor agregado.

La planta termoeléctrica del sur, ubicada en Tarija, tendrá una capacidad para distribuir 500 megavatios y será la que alimentará de energía al mercado del norte de Salta y Jujuy, se informó en julio pasado.

En una primera etapa se exportarán entre 100 y 200 megavatios. Para la vinculación eléctrica se tiene previsto construir un electroducto 2×132 Kv entre el nodo frontera (Bolivia – Argentina).

El proyecto línea de transmisión, denominado Juana Azurduy de Padilla, comprende la construcción de dos subestaciones, una en la localidad de Yaguacua (Bolivia) y otra en Tartagal.

Se prevé la construcción de una línea de transmisión con una longitud aproximada de 116 km (46 km en territorio boliviano y 70 km en territorio argentino).

El gobierno boliviano entregó ayer em Uyuni la que considera su mayor planta de energía alternativa, una estación solar fotovoltaica que generara 60 MW.

La obra se enmarca en el conjunto de proyectos que el Gobierno boliviano desarrolla con estaciones similares en otras regiones del país, además de energía eólica y termoeléctricas que están en desarrollo.