Bolivia suma otra planta de etanol con $us 160 millones de inversión

Bolivia sumó ayer otra planta más a la producción de etanol, una de las apuestas estrella del Gobierno del país, con el inicio de la producción de este combustible en un ingenio que destina a este fin cerca de 160 millones de dólares.

El presidente del país, Evo Morales, inauguró la producción de este biocombustible en el ingenio Sucro-Alcoholero Aguaí, en el oriente boliviano, que se une a los de Guabirá y Unagro en la producción de este aditivo para gasolina o diesel.

“Es algo histórico, algo inédito”, aseveró Morales durante la inauguración, de acuerdo con un reporte del Ministerio de Hidrocarburos de Bolivia.

El presidente de la fábrica productora, Cristóbal Roda, calificó el etanol de “vital para la economía boliviana”, por las importantes inversiones, los nuevos empleos, el duplicar la superficie de caña para producirlo, el ahorro de divisas ahora destinadas a importar otros aditivos y su beneficio al medio ambiente al contaminar menos.

Según el ministerio, el ingenio “está invirtiendo 160 millones -de dólares- en la producción de etanol”, hasta alcanzar una capacidad de 750.000 litros por día.

Hidrocarburos destacó que la apuesta del país por este aditivo permitirá generar unos 30.000 nuevos empleos y una inversión de más de 1.600 millones de dólares, propiciando un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de cerca del 1 % en su primer año.

El etanol mejora el octanaje de los carburantes, lo que ayuda a reducir gases de efecto invernadero, frente a otros más contaminantes como el plomo, explicó.

La planta situada en la localidad de Aguaí produce alcohol industrial, azúcar, electricidad y a partir de ahora etanol.

El pasado sábado Bolivia dio luz verde a la producción masiva de etanol para sustituir la importación de aditivos para gasolina o diesel, mediante una ley promulgada por el presidente Morales.