Bolivia y Perú hablan sobre tren bioceánico y el Lago Titicaca

Presidencia Perú

El proyecto del tren bioceánico y el saneamiento del lago Titicaca serán dos de los asuntos a abordar en la reunión de este lunes entre los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y Perú, Martín Vizcarra, en la ciudad boliviana de Cobija.

El despliegue de seguridad se dejó notar ayer en esta ciudad amazónica, fronteriza con Brasil, donde hoy lunes Evo Morales recibirá a Martín Vizcarra en el aeropuerto internacional Capitán Aníbal Arab, para acompañarle al balneario donde presidirán la IV Reunión del Gabinete Ministerial Binacional entre Bolivia y Perú.

La Cancillería boliviana destacó cuatro ejes de trabajo para este encuentro, el primero de ellos el medio ambiente y los recursos hídricos transfronterizos.

Ambos países trabajan en el saneamiento del Titicaca, el mayor lago navegable del mundo situado a más altura, con más de 8.500 kilómetros cuadrados a unos 3.800 metros de altitud.

Otro de estos ejes es la seguridad y defensa, incluida la fronteriza en los algo más de mil kilómetros de frontera que comparten ambos países.

La lucha contra la delincuencia organizada en zonas fronterizas, especialmente el narcotráfico, es uno de los objetivos compartidos.

Morales y Vizcarra se vieron en su último encuentro el pasado abril en el lado peruano de la localidad fronteriza de Desaguadero, donde inauguraron un centro conjunto de ambos países para la atención en frontera, con el objetivo común de mejorar el tránsito de personas y el comercial.

Asimismo, los presidentes y sus ministros analizarán en la reunión en Cobija el desarrollo económico, las políticas sociales y el fortalecimiento institucional entre ambas naciones, según resaltó la Cancillería de Bolivia.

El cuarto eje de trabajo es la infraestructura para la integración y el desarrollo.

El ferrocarril bioceánico es uno de los proyectos estrella en este campo, para unir los puertos de Santos en Brasil e Ilo en Perú a través de Bolivia, país donde ya se trabaja en un tramo de unos 150 kilómetros de los 3.755 previstos en total, con una inversión de 221 millones de dólares de los alrededor de 14.000 millones del monto estimado en conjunto.

Este tren unirá el Atlántico desde Santos con el Pacífico en Ilo, por lo que está calificado como el canal de Panamá del siglo XXI, y tanto Bolivia, que carece de salida al mar, como Perú están interesados en potenciar el flujo comercial a través de Ilo.

Al término de la reunión está prevista una declaración conjunta, la firma de documentos bilaterales y la imposición al mandatario peruano de la Orden Nacional del Cóndor de los Andes, máxima distinción que concede el jefe de Estado boliviano.

Gabinete Binacional Bolivia-Perú

El Gabinete Binacional Bolivia-Perú constituye un mecanismo de diálogo político bilateral al más alto nivel de gobierno, cuya primera edición tuvo lugar el 23 de junio de 2015 en Puno, Perú, entre Morales y el entonces mandatario peruano Ollanta Humala.

El segundo Gabinete Binacional Bolivia-Perú se realizó el 4 de noviembre de 2016 en la capital de Bolivia, Sucre, al sur del país, donde los presidentes Pedro Pablo Kuczynski y Evo Morales ratificaron la importancia de reuniones periódicas como la instancia de diálogo político bilateral que contribuye significativamente al fortalecimiento y la profundización de la relación entre ambos países.

La reunión de Sucre se cerró con una declaración de 25 puntos y con la firma de 13, entre acuerdos y memorándums de entendimiento, entre los que se destacaron el trabajo de la Comisión Binacional de Alto Nivel conformada en la primera reunión para la recuperación ambiental del Lago Titicaca y el primer monitoreo binacional de la calidad de las aguas del río Suches.

Ratificaron su firme voluntad de prevenir y enfrentar las amenazas vinculadas a los delitos transnacionales como el tráfico ilícito de drogas; de insumos y precursores químicos; de armas, municiones y explosivos; de madera; el contrabando de mercancías y combustibles; el robo o hurto de vehículos; los delitos informáticos y otros de alta tecnología; el lavado de activos; y la minería ilegal.

También expresaron su interés en la pronta implementación de los Convenios de Ilo, suscritos en enero de 1992, que se encuentran plenamente vigentes.

Suscribieron un memorándum de entendimiento para promover la viabilidad del corredor Ferroviario Bioceánico Central y remarcaron los importantes resultados logrados en la reunión y reiteraron la trascendencia de ese mecanismo para estrechar aún más los lazos de hermandad y amistad que unen a ambos países- Bajo esa misma tónica, de fortalecer de los vínculos de amistad y cooperación para el desarrollo de sus pueblos, Bolivia y Perú se reunieron nuevamente el 1 de septiembre de 2017 a la cabeza de los presidentes Pedro Pablo Kuczynski y Evo Morales en Lima.

Destacaron el alto nivel de la relación bilateral, que se sustenta en los profundos lazos históricos que unen a ambos pueblos y el compromiso compartido con los principios u normas del derecho internacional.

Saludaron los avances de los compromisos asumidos en las dos primeras reuniones y remarcaron los esfuerzos que realizan ambos gobiernos para resolver problemas comunes como la contaminación del río Suches, la recuperación ambiental del Lago Titicaca y acordaron fortalecer la coordinación y cooperación en el ámbito laboral, educativo, y de salud.

La Declaración de Lima tiene 28 puntos, entre los cuales se destacan reiteraron su interés y voluntad de continuar trabajando en el proyecto del Corredor Ferroviario Bioceánico de Integración (CFBI), que permitirá optimizar la logística del comercio exterior en la región y en especial de Bolivia y Perú.

Bajo esos parámetros los ministros de Bolivia y Perú se reúnen en Cobija y cerrarán este, lunes, dos jornadas de evaluación y trabajo intensa para revisar la agenda bilateral y lograr nuevos acuerdos de desarrollo e integración.