Boliviana camina 64 kilómetros con sus hijos para huir de su pareja violenta

Una mujer caminó 64 kilómetros desde un municipio rural boliviano hasta Sucre, la capital constitucional del país, con dos de sus hijos para huir de la violencia a la que eran sometidos en su hogar a manos de su pareja, se informó.

La mujer, cuyo nombre no fue revelado, “sufría violencia física, psicológica y sexual por parte del agresor”, dijo a la radio sucrense La Plata la abogada Mariela Chavarría, del Servicio Legal Integral Municipal (SLIM) de Sucre.

Según la jurista, la víctima denunció las agresiones en el SLIM y la Defensoría de la Niñez del municipio de Tarabuco, donde vivía junto a su pareja y sus cuatro hijos, “pero lamentablemente no se hizo una denuncia escrita al Ministerio Público”.

Los campesinos de su comunidad mediaron en varias ocasiones para que se diera una “conciliación” y que la pareja “vuelva a la vida en común”, explicó.

“Es de esa manera que la señora ha decidido venir a la ciudad de Sucre porque prácticamente yendo allá a los SLIM solamente lograba volver a la vida en común”, agregó.

La mujer tomó a dos de sus hijos y recorrió los 64 kilómetros entre Tarabuco y Sucre, donde acudió en busca de ayuda para “ya no vivir esa vida de violencia”, indicó la abogada.

Funcionarios del SLIM de Sucre se trasladaron hasta Tarabuco para rescatar a los otros dos hijos de la víctima, de 8 y 10 años, quienes se habían quedado junto al agresor.

El hombre se opuso a entregar a los niños y los tenía encerrados en una habitación, pero finalmente se pudo trasladar a los menores hasta Sucre.

, donde se reunieron con su madre y sus hermanos.

La víctima y sus hijos se encuentran en una casa municipal de acogida, según el reporte de radio La Plata.

La violencia machista es un problema mayor en Bolivia, donde cada tres días ocurre un feminicidio, según datos oficiales citados varias veces por organismos internacionales y entidades defensoras de los derechos de las mujeres.

El Ministerio Público informó el miércoles que unas 61 mujeres murieron en Bolivia a causa de la violencia machista y se han registrado 12.746 casos de violencia familiar entre enero y junio de este año.

Bolivia cuenta desde 2013 con una ley para proteger a las mujeres de la violencia machista que, entre otros aspectos, castiga el feminicidio con 30 años de prisión sin derecho a indulto.

No obstante, las organizaciones defensoras de las mujeres se quejan de que muy pocos procesos acaban en sentencia y los juicios son largos y costosos.