Brasil y Perú cooperan con Bolivia en búsqueda de banda criminal

Perú y Brasil cooperarán con Bolivia en las operaciones de búsqueda de la organización criminal que asaltó un puesto militar fronterizo en el departamento boliviano de Pando, anunció ayer el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Romero declaró a la prensa que hay avances significativos en la investigación sobre el robo de armas al puesto militar de la Armada, “porque en la frontera se desarrollarán trabajos intensos entre las policías de Bolivia, Perú y Brasil”.

Señaló que los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Perú, Martín Vizcarra, conversaron sobre el caso y la necesidad de manejarlo al más alto nivel en términos investigativos y policiales.

Según el titular, ayer se reunió con autoridades de la Policía Federal de Brasil en la frontera con Bolivia para analizar las tareas de coordinación y desarticular a esa organización criminal que perpetró el asalto armado.

Romero afirmó que existe una comunicación constante con el ministro del Interior y el comandante general de la Policía de Brasil, porque hay información que da cuenta que la organización se desplazó entre Pando, Perú y el gigante sudamericano.

Agregó que cuatro grupos tácticos de primer nivel están movilizados para investigar en toda la región amazónica boliviana que limita con Brasil y Perú.

La víspera, el Ministerio de Defensa boliviano reforzó la seguridad en puestos militares fronterizos en los departamentos Beni y Pando e instruyó se responda con disparos de armas de fuego ante posibles atracos a instalaciones castrenses.

El titular de Defensa, Javier Zavaleta, informó que se dio la orden para reforzar los puestos militares fronterizos en toda Bolivia, pero en lo inmediato en aquellos ubicados en Beni y Pando, en el límite con Brasil, donde operan organizaciones criminales.

La medida es en respuesta al ataque del sábado de miembros de la organización criminal brasileña Comando Vermelho a la Capitanía Menor de Bruno Racua en la fronteriza Porvenir, en Pando.

Los delincuentes, unos siete, hirieron a un militar y huyeron con nueve fusiles AKT-56-2 más sus cargadores y cinco pistolas de dotación individual marca Taurus PT-24/7, además de dos cargadores, apuntó la prensa local.

El Comando Vermelho es uno de los cárteles de droga de Brasil y el más poderoso de Río de Janeiro.

En Brasil también opera el Primer Comando de la capital, otra organización delictiva dedicada al crimen organizado y al narcotráfico.