Cabildo en La Asunta exige retirar a FTC y amenaza con bloqueos

El secretario ejecutivo del Consejo de Federaciones Campesinas de los Yungas (Cofecay), Tito Flores, pidió al presidente Evo Morales "ponerse la mano al pecho” y le sugirió recordar que él también es cocalero.

En cabildo, los productos cocaleros de La Paz determinaron ayer exigir al gobierno de Evo Morales el retiro inmediato de los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). Asimismo, amenazaron con bloqueo de caminos y una marcha hacia la sede de Gobierno.

El secretario ejecutivo del Consejo de Federaciones Campesinas de Los Yungas (Cofecay), Tito Flores, informó que “nos quedaremos en vigilia hasta que la Fuerza de Tarea Conjunta (policía erradicadora) abandone la zona de La Asunta”.

Flores, a la conclusión del cabildo de esa organización, realizado en aquella población ubicada en la provincia Sud Yungas del departamento de La Paz, señaló en declaraciones a radio FMBolivia, que otra de las conclusiones “es tomar algunas estrategias” con los dirigentes de las organizaciones regionales para alcanzar el objetivo de frenar la erradicación de la coca en esa zona que, en criterio de Cofecay, es originaria y tradicional.

El cabildo fue organizado en La Asunta después que la Fuerza de Tarea Conjunta ingresó a erradicar cultivos de coca que, en opinión del gobierno, son ilegales. El pasado viernes se registró un enfrentamiento entre cocaleros y policías erradicadores con un saldo de un teniente muerto y siete policías heridos.

“No podemos decir públicamente las estrategias, pero esta noche (ayer) están llegando a La Asunta más productores de coca para cumplir el objetivo de sacar a las fuerzas de tarea conjunta”, dijo Flores y agregó que esta vez “los Yungas se va a hacer sentir”.

El principal dirigente de Cofecay también pidió al presidente Evo Morales “ponerse la mano al pecho” y le sugirió recordar que él también es cocalero.

“Si el gobierno no saca, vamos a hacer una marcha o un bloqueo. Asumiremos la decisión en un ampliado de las 20 provincias de La Paz programado para el 30 de este mes”, acotó y propuso al gobierno entablar un diálogo para resolver este conflicto.

En tanto, el dirigente de La Asunta, Freddy Quispe, calificó como masiva la participación de los afiliados de Cofecay en el cabildo de La Asunta y manifestó que “ojalá el gobierno retire cuanto antes a la policía erradicadora, porque como dirigentes no queremos enfrentamientos”.

“El ampliado a nivel de las 20 provincias determinará el bloqueo de caminos, por ahora nos quedamos en vigilia”, explicó Quispe.

Descartan militarizar La Asunta

El Gobierno a través del ministro de Defensa, Javier Zavaleta, descartó “por el momento la militarización” de La Asunta (Sud Yungas) tras el enfrentamiento del viernes entre policías y cocaleros que provocó la muerte de un teniente de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar), varios heridos y desaparecidos la zona cocalera de La Paz.

“Descartamos la entrada o cualquier presencia militar en el lugar (La Asunta) más allá de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) que tenemos que están exclusivamente dedicadas a la erradicación de coca. No hay ninguna instrucción por el momento de involucrar a los Fuerzas Armadas en este tema”, afirmó el Ministro de Defensa.

Zavaleta dijo que los responsables de la muerte del oficial de Umopar están vinculadas al narcotráfico. Afirmó que los mismo ya fueron identificados y prevé que las próximas horas sean capturados para ser entregados a la justicia, aunque evitó dar nombres de dirigentes cocaleros que estarían siendo buscados.

“Está claro de que hay presencia de narcotráfico en el lugar. creemos que esta reacción tan fuerte de parte de los tiradores que han ocasionado estas bajas a la policía es gente vinculada al narcotráfico”.

Adelantó que enviarán grupos especializados de apoyo a la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) como los “Diablos Negros” y los “Diablos Rojos”.

En la clandestinidad

Mientras, el dirigente cocalero de La Asunta, Freddy Quispe Mamani, informó a Erbol que dirigentes de los productores de coca se declararon en la clandestinidad” tras la represión policial en esa región cocalera de La Paz.

El dirigente cocalero dijo que “desconoce el paradero del presidente la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, Franklin Gutiérrez”. Acotó que “todos los líderes cocaleros se sienten perseguidos por el Gobierno”.