Canciller chileno acusa a Morales de honrar a contrabandista boliviano

El canciller chileno, Roberto Ampuero, acusó ayer al presidente boliviano, Evo Morales, de condecorar a un contrabandista boliviano que había sido expulsado de Chile “episodio que retrata de cuerpo entero al presidente Morales”.

“Este episodio retrata de cuerpo entero al presidente Evo Morales, condecoró a un connotado contrabandista boliviano, pese a que camioneros bolivianos habían descrito las labores de esta persona”, explicó Ampuero.

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile hacía alusión al ciudadano boliviano identificado como Arsenio Choque, uno de los nueve detenidos el 2017 que fue capturado por autoridades por contrabando de camiones chilenos.

Choque fue condecorado y declarado “mártir de la reivindicación marítima”, por Morales lo que fue catalogado por el canciller de la nación austral como una acción que “nutre el discurso hostil hacia Chile”.

Ampuero agregó que la justicia chilena hizo un “excelente trabajo” y de todas maneras el mandatario boliviano condecoró a un “contrabandista”, lo que es “contradictorio” en su discurso.

El 14 de mayo de 2017, la Fiscalía chilena acusó a siete funcionarios de la Aduana Nacional Boliviana (ANB) y dos militares de presuntos delitos de robo con violencia, porte y tenencia de armas prohibidas y contrabando por un incidente sucedido el 19 de marzo en un paso fronterizo no autorizado.

Los detenidos eran el capitán de Ejército Alex Johnny Carvajal, el suboficial Carlos Calle y los funcionarios aduaneros Arsenio Choque, Diego Guzmán, Brian Quenallata Méndez, Edilberto Flores, Juan Torres González, David Quenallata Laurel y Luis Guachalla Rada, todos liberados el 28 de junio de 2017.

En alusión a la demanda presentada por Bolivia este viernes en La Haya exigiendo compensación a Chile por el uso de las aguas del Silala, que fluye desde territorio boliviano y continúa por territorio chileno (a través de canales), el jefe de la diplomacia dijo que el mandatario boliviano se contradice.

“Un día el presidente Morales dice que no va a presentar una contrademanada en contra de nuestro país, al día siguiente la presenta; un día, dice que está por el diálogo, al día siguiente nos ataca; un día dice que respeta el Tratado de 1904, al día siguiente exige territorios soberanos chilenos”, sostuvo Ampuero.

En esa línea, el canciller señaló: “Dos cosas quiero decir al presidente Evo Morales, la primera, el territorio y la soberanía chilena no se tocan y la segunda, las relaciones entre dos países son una materia demasiado sensible como para someterla a mezquinos afanes electorales personales”.

“Chile, en cambio, seguirá con su postura de siempre, responsable, coherente, que respeta el derecho internacional y que actúa con el máximo de responsabilidad en las relaciones también con Bolivia. Instamos al presidente Evo Morales a actuar de la misma forma”, concluyó.

Bolivia presentó contra Chile una demanda ante la CIJ, en la que reclama una compensación por décadas de uso de las conocidas como aguas del Silala, que fueron desviadas artificialmente.

Morales anunció este viernes la demanda ante este tribunal de Naciones Unidas con sede en La Haya (Países Bajos). Explicó que Bolivia respondió a Chile ante este tribunal con la presentación este viernes de una “contramemoria” en la que diversos estudios “confirman que el caudal fluye artificialmente hacia Chile por obras de canalización del siglo pasado”.