Celestes y atigrados se hacen daño

APG

Los planteles de Bolívar y The Strongest empataron a un gol por lado (1-1) en el clásico nacional que convocó a más de 20 mil personas. El partido correspondió a la vigésima fecha del Campeonato Clausura en el que ambo equipos estaban en la búsqueda de los tres puntos por las posiciones que ocupan uno y otro, la igualdad les hizo daño a los dos, cada uno tenía la firme intención de sacar ventaja y así acortar distancias con San José que es líder del torneo.

Los celestes terminaron el compromiso con nueve hombres debido a la expulsión de Moisés Villarroel y Leonel Justiniano (minutos 55 y 78), lo que dejó en inferioridad numérica a los dueños de casa (por efectos de recaudación), pero no fue aprovechado por su rival de todos los tiempos que terminó el compromiso con sobresaltos.

De acuerdo con las posiciones en el tablero del Campeonato Clausura ambos equipos estaban obligados a ganar, pero resignaron puntos valiosos que a la postre les puede pasar una factura muy elevada. El resultado obliga a los dos equipos a pensar en el siguiente rival, en el caso de los celestes (que oficiaron de locales por el tema de recaudaciones) jugarán el jueves contra Blooming en Santa Cruz, en tanto que los atigrados recibirán la visita de Royal Pari el miércoles (vigésima primera fecha).

En el partido los celestes propusieron un juego rápido que permitió que la plantilla llegue con más frecuencia, el orden dentro del campo de juego también les permitió sacar ventaja al a hora del ataque, pero en el arco siempre estaba atento el golero Daniel Vaca quien una vez más mostró firmeza en su sector y listo para cualquier eventualidad.

Mientras que en el elenco atigrado se sintió la ausencia de su capitán, Pablo Escobar quien no fue tomado en cuenta debido a que sobre sus espaldas pesa la sanción de tres partidos de suspensión por expulsión, con respecto a la ausencia el técnico César Farías subrayó que en el plantel todos los jugadores están listos para ser tomados en cuenta.

El gol para los celestes fue convertido en el minuto 18, mediante el defensor Edison Carcelén quien en su intento de despejar la pelota la envía al fondo de su arco. La jugada se genera desde el sector de Juan Miguel Callejón quien ingresa rápido y observa a Marcos Riquelme habilitado, le envía la pelota donde el jugador atigrado estaba atento, pero con tan mala suerte que en el esfuerzo sella el balón en el fondo de su arco.

En tanto los jugadores de la Academia seguían celebrando el gol, los atigrados aprovechan la distracción, corren para el ataque el jugador Edis Ibargüen ve en mejor ubicación a Rolando Blackburn, a quien le pasa la pelota para que la envíe al arco celeste en el minuto 20, la jugada sorprendió a los defensores que nada pueden hacer para el empate.

Para el segundo tiempo los dos equipos rearman las líneas, pero el arco se cerró para los dos, los ataques fueron rápidos sin fortuna, hasta que se termina el tiempo reglamentario y el juego finaliza sin vencedores ni vencidos ante la pena de los jugadores de las dos plantillas ya que la apuesta era la victoria.