Centenares de rusos rinden homenaje a víctimas de derrumbe de edificio

Centenares de rusos se dieron cita en el centro de la ciudad de Cheliábinsk, en los Urales, para rendir homenaje a los muertos por el derrumbe de un edificio en la localidad de Magnitogorsk, cuyo número ascendió esta mañana a 38 personas.

“Estamos todos consternados. Creo que no hay ni una sola persona en el país que se haya mantenido indiferente (ante la tragedia en Magnitogorsk)”, dijo el alcalde en funciones de Cheliábinsk, Vladímir Yelistrátov, al depositar un ramo de flores ante un monumento elegido de forma simbólica como lugar de conmemoración, según la agencia Ría Novosti.

Una marea de personas se acercó al centro de Cheliábinsk, capital de la homónima región donde se encuentra Magnitogosk, para recordar a los fallecidos en el siniestro que conmocionó al país en víspera de la celebración del Año Nuevo.

Según los últimos datos, hasta el momento han sido identificadas 37 de las 38 víctimas mortales del derrumbe, ocurrido el pasado 31 de diciembre presuntamente por una explosión de gas.

Otros tres inquilinos del bloque de apartamentos del edificio afectado continúan desaparecidos.

Entre los fallecidos hay seis niños, según los medios rusos.

Las autoridades han advertido de que, debido a las bajas temperaturas, que rondan los 20 grados bajo cero, las posibilidades de hallar sobrevivientes bajo los escombros se reducen con cada hora que pasa.

Además, las labores de rescate se ven dificultadas por la amenaza de nuevos derrumbes.