CEPB insiste que doble aguinaldo es insostenible, pero analizará propuestas

APG

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas reafirmó ayer que en su generalidad, el sector empresarial no está en condiciones de pagar el segundo aguinaldo, pero mencionó que por responsabilidad con sus afiliados y con el país, se ha abierto a la posibilidad de analizar las alternativas y propuestas paliativas elaboradas por el gobierno.

“Hemos tenido una reunión importante con el Presidente, el Vicepresidente y los Ministros y aunque no llegamos a acuerdos sobre el tema, convenimos en que nos reuniremos la siguiente semana para avanzar en el análisis, no solo de las propuestas gobierno, sino en las definiciones de los sectores empresariales frente a este problema, que ha movilizado a todo el sector privado boliviano y que necesita respuestas concretas y urgentes”, señaló.

Nostas explicó que en la reunión, las representaciones de los empresarios de todo el país explicaron a las autoridades la gravedad de la situación regional y sectorial que se agrava con el segundo aguinaldo, y que “muchas veces no es percibida adecuadamente cuando los análisis se hacen a partir de promedios y generalidades”, añadió.

“El Presidente ha comprendido que se trata de un tema muy delicado para el sector y que nuestro reclamo no tiene que ver con la buena o mala voluntad, sino con las posibilidades materiales de los empresarios para enfrentar una mayor presión salarial”, afirmó.

Indicó además que a partir de esto, se abre la posibilidad de plantear el futuro de esta medida que se decidió cuando el país crecía a 6.8% y el Impuesto a la Utilidad de las Empresas superaba los 11.200 millones de Bs, la construcción crecía al 10,6% y la industria manufacturera al 6,1% y el sueldo mínimo era de 1.200 Bs. “El último año, crecimos al 4,22%, el IUE bajó a 9.600 millones de Bs, la construcción bajó a menos del 5% y, la industria manufacturera apenas llega al 3,29% y el mínimo subió a 2.060. Son condiciones diferentes y adversas al empresariado boliviano que en un contexto de desaceleración resultan imposibles de sostener, y nos obligan a plantearnos seriamente el ajuste o la eliminación de esta medida”, reiteró.

En relación a las tres propuestas del gobierno, el empresario calificó de positivo el hecho que las autoridades hayan entendido la gravedad del problema y estén buscando mecanismos para mitigar su impacto, especialmente en las 6 regiones que han crecido menos del 4.5%, con algunos casos de decrecimiento como Tarija, y se sectores que reportan ralentización o decrecimiento.

“Cada una de las propuestas serán analizadas en estos días por nuestros sectores, tanto en su alcance como en sus consecuencias, y eventualmente pueden surgir contrapropuestas, por lo tanto no puedo adelantar criterios mientras no tengamos la respuesta de nuestras cámaras, asociaciones y federaciones, que a su vez también deberán escuchar a sus bases”, explicó.

Sobre las reuniones, informó que se decidió organizar un nuevo encuentro que será convocado por la Ministra de Planificación y el Ministro de Economía la siguiente semana, donde se llevarán respuestas y propuestas. “Los mecanismos de este encuentro los definiremos en estos días entre ambas partes, tanto en lo que se refiere a los equipos y la metodología, pero en todo caso, en esa mesa de acuerdos, tenemos que llegar a soluciones claras, concretas, viables y realizables, a partir de la autorización que otorguen los sectores en cada departamento a sus federaciones o a sus líderes nacionales, para que eventualmente puedan negociar mecanismos de mitigación para compensar los efectos del segundo aguinaldo”, concluyó.