China convierte a Bolivia en socio estratégico y se abre a su quinua y café

La firma de protocolos fitosanitarios para exportar café y quinua bolivianos a China abrirán estos productos a un mercado potencial de cientos de millones de consumidores, aunque se esperaba también que se autorizaran otros como la soja, la carne o la castaña.

ABI

El presidente de Bolivia, Evo Morales, y su homólogo chino, Xi Jinping, firmaron ayer en Pekín el pacto que convierte en socios estratégicos a ambos países, que además suscribieron acuerdos que abrirán el mercado chino a la quinua y el café bolivianos.

El acuerdo de asociación estratégica -un lazo que China establece con aquellos países con los que busca un especial vínculo político y económico- más otros siete de cooperación financiera, cultural, comercial y de infraestructuras se firmaron tras una reunión de casi dos horas entre ambos líderes en el Gran Palacio del Pueblo.

La firma de protocolos fitosanitarios para exportar café y quinua bolivianos a China abrirán estos productos a un mercado potencial de cientos de millones de consumidores, aunque se esperaba también que se autorizaran otros como la soja, la carne o la castaña, para los que tendrán que continuar las negociaciones.

Ambos gobiernos suscribieron también acuerdos financieros, como el que establece un crédito del Banco de Exportación e Importación de China (Eximbank) a Bolivia para construir un sistema integrado de mando y control para seguridad ciudadana subregional.

No se informó del monto ni de los detalles técnicos de este crédito, ni tampoco se revelaron detalles de la cooperación que el Banco de Desarrollo de China dará a Bolivia para la construcción de la carretera Bombeo-Tunari, también acordada ayer.

Asimismo ambos países firmaron un memorando de cooperación en el marco del programa de las Nuevas Rutas de la Seda, el gran proyecto chino de financiación internacional de infraestructuras de transporte y telecomunicaciones.

Antes de la reunión de los mandatarios, se celebró una ceremonia de bienvenida en el citado Gran Palacio del Pueblo, la sede del Legislativo chino en el ala oeste de la Plaza de Tiananmen, con la participación de cuerpos de elite del Ejército de Liberación Popular.

En los saludos protocolarios, Morales contó a Xi su admiración desde sus años jóvenes por Mao Zedong, el fundador de la República Popular China.

“Desde niño leí bastante de su vida, y también el Libro Rojo”, recordó con cercanía el presidente boliviano, quien dijo sentir “mucho respeto y admiración” por el pueblo chino y su papel en el mantenimiento de la paz y estabilidad mundiales.

Xi subrayó, por su parte, que bajo la presidencia de Morales el país suramericano “ha iniciado un periodo de desarrollo estable que es poco común desde la independencia de Bolivia” y predijo que “va a tener un futuro aún mejor” con el líder indígena al frente.

También destacó la importancia del establecimiento de relaciones estratégicas con Bolivia, un tipo de vínculos que en los últimos años también ha establecido Pekín con otras naciones de la región, como Chile o Uruguay.

Los lazos chino-bolivianos, subrayó Xi, “se han convertido en un ejemplo de cooperación sur-sur de respeto, igualdad, beneficio mutuo e integridad”.

El director del Departamento de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Bentang, señaló a los periodistas que la nueva sociedad estratégica entre ambas naciones las convierte en “socias de confianza mutua política en el desarrollo, la colaboración y la amistad”.

Se trata de la cuarta visita que realiza el presidente boliviano a China, un país cuyas importaciones de recursos naturales de Bolivia han sido un importante factor para el desarrollo económico de la nación suramericana.

Morales siempre concedió a China una gran importancia en su política exterior, como probó el hecho de que el gigante asiático fuera uno de los destinos que eligió en su primera gira internacional a principios de 2006, cuando aún era presidente electo.

Acompañan al líder boliviano en esta ocasión los ministros de Relaciones Exteriores, Fernando Huanacuni; Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, y Planificación y Desarrollo, Mariana Prado, que también participaron en las firmas de acuerdos.

Morales también ha visitado el puerto de Tianjin (norte), uno de los más importantes centros de gestión de mercancías del mundo, y ayer se reunió además con el primer ministro, Li Keqiang, y con el jefe del Legislativo, Li Zhanshu.