Cocaleros amenazan cercar La Paz sino renuncian Ministros

APG

“Los policías en la represión contra los habitantes de los Yungas utilizó lanza proyectiles letales, ahora denominados ‘canicas’ por el ministro Carlos Romero”, afirmaron dirigentes cocaleros de La Paz.

“En esa desgraciada intervención, varios ciudadanos yungueños resultaron heridos en los ojos y con perforaciones en las piernas, había bolitas desperdigadas que parecían de vidrio pero que después se supo eran de fabricación con características de balines, que son utilizadas en las represiones de la policía venezolana contra los manifestantes”, expresaron.

Por su parte, el dirigente de dicho sector, Franklin Gutiérrez, afirmó: “hemos pedido la renuncia de todos los Ministros, particularmente de Gobierno, Defensa y otros, porque de acuerdo a lo que manda la Constitución Política del Estado, el Presidente del Estado, en este caso Evo Morales, en su condición de Capitán General de las Fuerzas Armadas y de la Policía, es quien manda y ordena, para el caso de la movilización de contingentes de la policía, al ministro de Gobierno, Carlos Romero y éste al Comandante General de la Policía, en el caso de las Fuerzas Armadas, el Presidente Morales, manda y ordena al ministro de Defensa, Javier Zabaleta, la movilización de fuerzas militares y el Ministro a los Comandantes de las tres Fuerzas, por tanto no hay dónde perderse -indicó el dirigente cocalero de los yungas-, con toda seguridad dichos Ministros le dieron parte a su Capitán General sobre dichas movilizaciones y sobre todo de la muerte de un universitario en la ciudad de El Alto, provocada, ni duda quepa, por fuerzas de represión policial. En cada intervención de efectivos policiales se demostró que utilizan material que afecta al cuerpo humano, no solo gases pimienta o asfixiantes, sino ahora canicas que según especialistas en balísticas, como el Mayor Vargas, son disparadas con escopetas de alta precisión y velocidad”.

“De no renunciar los Ministros de Morales, cercaremos la ciudad de La Paz, estamos hartos que se reprima al pueblo”.

“Acaso a la ‘Casa del Pueblo’ les permitirán entrar a los comerciantes gremialistas, a los comerciantes de ropa usada china, o a los de la pequeña industria y confección a instalar sus puestitos, quioscos, para que los mandamases les compren algo en el nuevo palacio, acaso no es un elefante blanco, que no era ni es necesario para los bolivianos, no somos faltos de inteligencia, el Gobierno insulta a nuestros compatriotas, está de viaje permanentemente en el exterior y apenas queda en Bolivia unas cuantas semanas, entonces ¿para qué se requiere nuevos palacetes, nuevos edificios, cuyos montos no se termina de hacer conocer? Se debe otorgar mejor presupuesto a la UPEA y universidades, concluyó.

La FUL de la UPEA da plazo de 24 horas para destitución de Romero

Mientras ello ocurría el secretario ejecutivo de la FUL de la UPEA, Franz Contreras, hacía conocer a los medios de comunicación, “que se había dado un plazo de 24 horas para que el Gobierno dé a conocer la destitución del ministro Carlos Romero y de no ser así adoptarían otras medidas de presión conjuntamente con las demás universidades estatales”.

Tanto el rector Nogales como docentes de la UPEA hicieron conocer que “el universitario victimado, falleció en las calles Martin Cárdenas y 11 de Junio, muy cerca de la Procuraduría del Estado, lugar donde se encontraba patrullas de la policía”.

Se dio a conocer un comunicado, entregado a redactores de JORNADA, por el que la FUL denuncia “que se está amenazando e intimidando tanto a la Dra. Barriga, a los familiares de la víctima como a los estudiantes, para que no vayan a declarar, esas amenazas provienen de esferas del ministerio de gobierno”.

“Las amenazas tienen como objetivo acallar a los universitarios y a quienes piden que el caso no quede en la impunidad, convocamos a las FUL de todas las universidades, así como a los docentes y administrativos a solidarizarse con nuestro planteamiento en aras de que no haya tráfico de influencias de quien como Ministro actúa como juez y parte”, concluyó el ejecutivo de la FUL –UPEA.