Cocarico: Mesa generó un daño económico al Estado y “no es inocente”

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, afirmó ayer que el expresidente Carlos Mesa (2004-2005) generó un daño económico al Estado por el caso Quiborax y, por tanto, “no es inocente”.

“La gente tiene que entender que Carlos Mesa no es un inocente, Carlos Mesa ha cometido un delito, ha cometido con sus acciones un daño económico al Estado, no es lo mismo resolver un asunto jurídico ante una instancia que no corresponde”, afirmó.

En junio, Bolivia pago $us 42,6 millones a la empresa chilena Quiborax tras un fallo que dictó el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), tribunal al que acudió esa empresa después que el expresidente decidió revocar sus concesiones en el salar de Uyuni si apego a las normas.

Cocarico explicó que la equivocación de Mesa radica en el decreto que promulgó para revocar las concesiones, cuando lo que correspondía era demandar la nulidad de esas concesiones mineras.

“Carlos Mesa ha querido decir nulidad a través de una revocatoria, lo que no corresponde, eso es lo que ha pasado y ese es un delito de Mesa y la gente tiene que entender que no se trata de un capricho del Gobierno que se lo procese”, explicó Cocarico.

La empresa Quioborax explotaba ulexita en el salar de Uyuni, cuando el expresidente anuló sus concesiones sin cumplir procedimientos que su mismo Gobierno aprobó y que derivaron en un juicio en el que el Estado perdió 42,6 millones de dólares.