Comercializarán nueva gasolina

Intempestivamente, el Gobierno anunció el reemplazo de la gasolina Súper Especial Ron 91, lanzada al mercado en noviembre de 2017. En su lugar se comercializará Bioetanol 91, un producto con el mismo octanaje gracias a aditivos, y que es más amigable con el medioambiente. El anuncio fue efectuado mediante algunos medios de comunicación por el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez. Sin duda se trata de una medida que enmienda una anterior que generó dudas y desconfianza.

“Ya no hay Ron 91, va a ser la Bioetanol 91, porque es de mejores características y cumplimos normas internacionales. El aditivo es el etanol, es un aditivo verde de no contaminación, tiene mejores características para los vehículos”, afirmó el ministro a una cadena de TV.

Ron 91 se presentó en 2017 como un producto de mayor octanaje. El octanaje, según publicaciones especializadas, es una escala que mide la capacidad antidetonante del combustible (como la gasolina) cuando se comprime dentro del cilindro de un motor. Su utilidad radica en que la eficacia del motor aumenta con altos índices de compresión, pero solamente mientras el combustible utilizado soporte ese nivel de compresión sin sufrir combustión prematura o detonación. En este sentido, el nuevo combustible tiene 91 octanos, es decir, mayor calidad que la gasolina especial de 85 octanos que se comercializa tradicionalmente en nuestro país.

Cuando se anunció la comercialización del RON-91, hubo una serie de interrogantes que nunca fueron absueltas y que tienen que ver con los costos de producción, ya que, con aumentar aditivos que se ofrecen el mercado, se puede aumentar el octanaje. Entonces decíamos una acción o información precipitada, errónea o inoportuna, pueden generar controversia en el país. Otras veces, las verdades a medias o los eufemismos con los que se pretende ocultar una decisión han acumulado sensaciones de desconfianza, de manera que cuando se hace un anuncio que puede ser positivo, existe susceptibilidad sobre lo que se esconde.

O tal vez, lo que parece malo sea bueno, o viceversa. Nunca se sabe. Y es que la ciudadanía ya está escaldada por innumerables engaños, promesas que no se cumplen o por eludir el respeto a las leyes, a las normas y a los derechos del pueblo. Esta percepción de una mayor y sensible prevención hace que se dude y que la suspicacia gane a la objetividad. Un ejemplo ha sido la introducción al mercado de la gasolina RON 91 que motivó reacciones adversas.

Recordemos que algunos la calificaron como “un gasolinazo camuflado”. Los transportistas se declararon en emergencia porque temían que poco a poco desaparezca la gasolina especial y queden solamente los combustibles más caros. Los expertos consideran que una gasolina de mayor octanaje y mayor calidad puede alargar la vida útil de los motores. Pero al mismo tiempo, recomiendan que se haga un estudio sobre la incidencia en la introducción de nuevos carburantes. El bioetanol se un combustible que se utiliza en Brasil y Argentina entre otros productos, y es el más barato. Evidentemente, es menos contaminante que otros carburantes.