Comunidad Ciudadana no hará campaña en rechazo de las elecciones primarias

APG

La alianza opositora Comunidad Ciudadana, liderada por el expresidente boliviano Carlos Mesa, anunció que no difundirá propaganda electoral para las primarias de 2019 en Bolivia, al considerarlas un gasto inútil que podría destinarse a fines sociales.

Mesa (2003-2005) difundió un escrito remitido al órgano electoral del país en el que comunica que esta formación no utilizará la propaganda gratuita a que tienen derecho los partidos ni tampoco la hará por su cuenta.

El escrito está dirigido a la presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, María Eugenia Choque, y a los vocales de este órgano para comunicar su renuncia a los espacios que proporciona gratis el Estado.

La Comunidad Ciudadana argumenta que cada partido solo puede presentar un binomio de candidatos a presidente, en su caso Mesa, y vicepresidente, para las primarias del 27 de enero previas a los comicios generales de octubre del próximo año.

“Los resultados electorales de las elecciones primarias ya están previamente definidos y determinados antes del acto de votación, resultando por ello un gasto dispendioso e innecesario por parte del Estado”, añade.

Los recursos económicos podrían aprovecharse “útilmente en la adquisición de bienes, realización de obras o prestación de servicios con impacto social positivo”, señala el escrito difundido por Mesa, a quien los sondeos sitúan con una de las mayores intenciones de voto.

Otro de los partidos opositores que concurren a las primarias, el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), reclamó este miércoles al órgano electoral que destine a hospitales públicos, con prioridad para aquellos que atienden a niños con cáncer, el monto previsto para la votación, al considerarla un gasto inútil.

El costo estimado para las primarias se acerca a unos 4 millones de dólares, según denuncian la oposición y movimientos sociales, que las consideran una estrategia del oficialismo para avalar la candidatura a la reelección del presidente del país, Evo Morales.

El órgano electoral habilitó su candidatura con base en una sentencia de 2017 del Tribunal Constitucional de Bolivia, que avaló el derecho a la reelección indefinida por encima de la limitación constitucional de dos mandatos seguidos y de un referéndum que en 2016 rechazó eliminar ese límite.

Morales, que gobierna desde 2006 y es el presidente con más tiempo en el poder en la historia de Bolivia, ya fue habilitado por el Constitucional para un tercer mandato al entender que el primero no contaba porque el país se refundó en 2009 de República a Estado Plurinacional.