Con el último suspiro, “santos” rescatan los tres puntos

APG

Cuando se jugaba los minutos de adición el plantel de San José logró la victoria ante Bolívar al que venció por 3 a 2 en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro, donde las más de 10 mil personas se fueron a sus domicilios con la sonrisa en el rostro. El encuentro correspondió a la segunda fecha del campeonato Clausura.

Para los dos equipos era urgente la necesidad de sumar puntos, pues no comenzaron el campeonato como habían planificado, cada uno cayó en condición de visitantes por lo que en este encuentro apostaron por la victoria y así plantearon su juego, el primer tiempo terminó igualado a un tanto por lo que ambos entrenadores tuvieron que replantear sus líneas.

La primera conquista del compromiso fue convertido a los 43 minutos, mediante Rodrigo Ramallo, el jugador marcó un golazo que fue el más aplaudido de la jornada, cuando recibió la pelota la acomoda y no duda en rematar directo al arco, el arquero de los celestes no tuvo tiempo de atajar el balón y cayó en el intento.

Pero la alegría les duró muy poco a los jugadores del crédito orureño, pues el árbitro del compromiso, José Jordán seguía de cerca las jugadas, en un ataque de Bolívar uno de los hombres celestes cae y el juez no duda en cobrar la pena máxima en contra del elenco local, la determinación no gustó para nada al santo pero la medida ya estaba sellada.

Frente a la pelota se para el jugador Felipe Rodríguez, el jugador acomoda el balón observa el arco que custodiaba Jesús Careaga, toma impulso y remata con seguridad, era el 1 a 1 resultado con el que terminó el primer tiempo con el marcador igualado. Los jugadores de San José rápidamente retornan a camarines para analizar la primera etapa.

En el retorno al campo de juego ambos equipos se trazaron la meta de marcar la diferencia, es a los 49 minutos cuando el santo vuelve a colocarse en ventaja mediante Jair Reinoso, para el tanto ingresaron rápido Ramallo y Javier Sanguinetti, ambos armaron una jugada de pizarrón y terminaron habilitando al autor del tanto quien remata directo al arco sólo como él sabe.

Pero mientras los santos celebraban el equipo de Bolívar duplica esfuerzos y al minuto en el contragolpe nuevamente igualan en el marcador, Marcos Riquelme se encarga de convertir el tanto a los 50 minutos, esa conquista obliga a los dos equipos a atracar.

Los minutos transcurrían, el plantel de Bolívar tomó el mando del juego, pero la reacción del santo fue rápida, los arcos se cerraron para los dos equipos. Cuando se jugaba el minuto de adición (m.91) el jugador Mario Cuellar, de San José logra cabecear la pelota y convierte el tercer tanto que permitiría la victoria de San José.