Con susto el refinero sumó tres puntos

APG

Con algunos sobresaltos el plantel de Oriente Petrolero se impuso ante Nacional Potosí al que le ganó por la mínima diferencia (1-0) ayer por la noche en el estadio Gilberto Parada, de Montero (Santa Cruz) por la cuarta fecha del campeonato Clausura.

El partido se jugó en un escenario distinto al habitual para los refineros, pues el Ramón Aguilera Costas, de Santa Cruz, es sometido a trabajos de mantenimiento debido al trajín en el campo de juego. Pese al cambio de escenario el estadio de Montero estuvo una buena cantidad de hinchas a quienes se los escucharon sus constantes reclamos en contra de algunas jugadas que no les gustó para nada.

Para enfrentar este compromiso, el plantel de Nacional Potosí finalizó sus entrenamientos en la ciudad de Santa Cruz, donde permanecerá hasta el lunes ya que el 6 de agosto debe enfrentar a Royal Pari, por la quinta fecha del Campeonato Clausura. El cuerpo técnico solicitó que el elenco continúe sus entrenamientos en la capital cruceña.

En el primer tiempo de juego las jugadas para ambos elencos fueron de llegadas rápidas, el cotejo por varios minutos fue de ida y vuelta, pero el local estuvo más cerca de convertir los goles, el arquero Leonardo Romero les ahogó el grito de gol, en dos ocasiones cuando los refineros se rearmaron y comenzaron a marcar la diferencia.

Ambos entrenadores (Juan Manuel Llop y Edgardo Malvestiti de manera respectiva) observaron el compromiso parados y constantemente daban instrucciones desde sus sectores, hasta que finalmente terminó el primer tiempo con un empate que era el reflejo de la producción de ambos equipos, que pese a la insistencia no lograron romper el cero.

Para el segundo tiempo los dos directores técnicos realizaron modificaciones en su alineación titular, el visitante agotó los tres cambios, pero no menos cierto es que ambos elencos terminaron con un hombre menos tras la expulsión de Wilder Salazar, de Nacional Potosí (a los 36 minutos) y Danny Bejarano, de Oriente Petrolero (a los 47 minutos).

El único gol del compromiso fue convertido por Pablo Zeballos a los 77 minutos de juego mediante la pena máxima. El jugador remata con jerarquía al palo derecho del arco que custodiaba Leonardo Romero quien intuye el trayecto de la pelota pero no logra contenerla, era el 1 a 0. Para cobrar el penal el árbitro Raúl Orosco estaba cerca de la jugada y señaló el punto de la sentencia.

Al final fue el único gol que se convirtió en el estadio Gilberto Parada, la diferencia pudo ser mayor, pero el tiempo se les acabó y los refineros lograron su tercera victoria y sumó nueve puntos. En tanto que para la visita el panorama comenzó a complicarse ya que de cuatro partidos apenas sumó una victoria, pero el cuerpo técnico es optimista.