Conmoción en Bolivia por la muerte de un niño que no pudo vencer al cáncer

APG

La muerte de un niño boliviano de 13 años cuya madre fue detenida en Argentina por intentar traficar droga para costear su tratamiento contra el cáncer, y que pudo pasar con él sus últimos días de vida, ha causado conmoción en el país.

Tras batallar por un año contra el cáncer, Fernando J.S. “no pudo aguantar más” y falleció anoche en su casa en la ciudad de Montero, en la región oriental de Santa Cruz, dijo ayer a Efe el representante del Defensor del Pueblo en ese departamento, Jorge Paz Yabeta.

“Durante este año que él ha estado enfermo el cáncer se fue radicalizando más y no se lo pudo enfrentar. Le amputaron una pierna, se expandió el cáncer en todo el cuerpo del jovencito y murió”, lamentó Yabeta.

El menor fue apodado “Chumita” por su habilidad para el fútbol y su parecido con el centrocampista boliviano Alejandro Chumacero, que milita en el Puebla mexicano.

Sobre su ataúd fue colocada una camiseta de su club preferido, el Oriente Petrolero de Santa Cruz, según mostraron canales de televisión locales.

La madre del niño, identificada por los medios como Claudia S.E., fue detenida en octubre de 2017 en el norte de Argentina por transportar poco más de un kilo de cocaína para recibir 500 dólares que ayudarían a pagar las quimioterapias de su hijo, según se informó.

La mujer se encontraba presa hasta la semana pasada en el penal de Güemes, en la ciudad argentina de Salta, pero consiguió un permiso temporal por razones humanitarias para reencontrarse con su hijo que estaba en fase terminal.

La Defensoría del Pueblo de Bolivia es la garante de la madre para que obtuviera el permiso, por el que puede permanecer en Bolivia por 30 días, explicó Paz.

“Chumita”, que padecía un tipo de cáncer óseo denominado osteosarcoma, y sus hermanos de 11 y 4 años vivían en Santa Cruz con la familia materna y la madre tuvo en Argentina un bebé que ya tiene cuatro meses, indicó el funcionario.

“Es un drama que lo ha sentido y con el cual se ha identificado toda la sociedad boliviana”, sostuvo Paz.

La Defensoría del Pueblo hace gestiones en Argentina para el sobreseimiento de la mujer, para que pueda retornar al país y hacerse cargo de sus demás hijos.

Esta semana, los pacientes de cáncer del Hospital de Clínicas de La Paz realizaron protestas para que la Gobernación y el Ministerio de Salud cumpla con sus promesas con este sector.

Entre estas promesas está la adquisición de un acelerador lineal para ese hospital y el inicio de la construcción de una nueva unidad radioterapia por parte del Ministerio de Salud.

Tras reunirse con representantes de la Asociación de Pacientes con Cáncer de La Paz, el presidente del país, Evo Morales, anunció anoche que el Gobierno costeará los tratamientos de radioterapia por un año.