Cooperación Española dará 25 millones de euros anuales a proyectos en Bolivia

La Cooperación Española en Bolivia anunció ayer que destinará un promedio de 25 millones de euros (unos 28 millones de dólares) anuales hasta 2021 para proyectos prioritarios de agua y saneamiento básico, gobernabilidad y defensa de los derechos de las mujeres, además de apoyo en cultura y patrimonio.

Durante un encuentro con periodistas, el coordinador de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) en Bolivia, Francisco Sancho, destacó los ámbitos que formarán parte del “plan de trabajo” en los siguientes años al considerar que Bolivia “es un país prioritario”.

Sancho aseguró que uno de los capítulos “más grandes” será el de saneamiento, que abarca la construcción de infraestructura para sistemas de agua potable en diversas regiones bolivianas y que ahora también enfocará sus esfuerzos al tratamiento de aguas.

“Bolivia no tiene plantas de tratamiento o las que tiene están en funcionamiento bajo y sobre todo tienen tecnologías muy anticuadas”, señaló el coordinador de la Aecid, por lo que creyó necesario impulsar la construcción de una planta de tratamiento de aguas en el altiplano de manera que sea “un referente para toda Bolivia”.

Otro de los puntos importantes está vinculado a “atender temas concretos” en el ámbito de la gobernabilidad y del combate a la violencia contra mujeres y niños, principalmente en delitos como la trata y tráfico de personas.

“Seguiremos trabajando en la línea del patrimonio, cultura y desarrollo”, manifestó el responsable de la Aecid, y en adelante con la particularidad de “formar gestores culturales” para dinamizar el turismo en regiones con potencial en la nación suramericana.

Hasta 2017, la Cooperación Española trabajó en restaurar y reconstruir iglesias patrimoniales en Sucre, Potosí y las misiones jesuíticas en la Chiquitanía oriental, estas últimas consideradas entre las mejor conservadas de América y algunas de ellas declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Por ello, consideró importante trabajar ahora en esos lugares para mejorar las condiciones y los ingresos de las familias, dijo Sancho.

En el ámbito de salud la prioridad es mantener la ayuda en el sistema de atención básico, al mismo tiempo que se apunta a la formación de especialistas en áreas básicas como pediatría, medicina interna, cirugía general y anestesiología.

“Bolivia está construyendo hospitales, pero muchos no tienen dotación de recursos humanos especializados, esto tiene que cambiar”, apuntó Sancho.

Asimismo, recalcó que el objetivo es “cómo seguir formando recursos humanos en Bolivia, por bolivianos y para los bolivianos”.

La Cooperación Española en Bolivia destinó más de 186 millones de euros (unos 209 millones de dólares) en el periodo que abarca de 2011 a 2017, enfocados a programas de acceso al agua y saneamiento, educación, alimentación y lucha contra la violencia hacia mujeres y niños, entre otros.

Sancho afirmó que esas experiencias se han “renovado” ahora con los acuerdos firmados con ocasión de la visita a Bolivia del presidente español, Pedro Sánchez, en agosto pasado.