Cossío y Romero suman bronce para Bolivia en el medallero

Diego Cossío sacó bronce en la modalidad de tiro rápido a 25 metros de distancia del objetivo y Rocío Romero, en la división de menos 67 kilogramos, en taekwondo, obtuvo el tercer puesto ayer con lo cual incrementaron a siete el número de preseas bronceadas para el equipo boliviano en los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018.

En la primera fase de tiro, Cossío quedó en la cuarta posición, entre 17, casilla que compartió con Vladimir Da Silveira (Brasil) con 272 puntos. En la segunda ronda, volvió a quedar cuarto con 278 unidades y pudo acceder a la pelea por las preseas con los otros cinco mejores deportistas.

En la final, Cossío, de 26 años, fue tercero con 17 puntos, luego de seis series de disparos. Con ese resultado alcanzó el bronce; mientras, Emerson Duarte (Brasil) fue el dueño del oro con 24 puntos y Marko Carrillo (Perú) conquistó la plata con 23 en el polígono de la Escuela Militar de Sargentos en Tarata.

Cossío contó que se entrena sin municiones, porque el costo para adquirirlas es elevado en el país y lleva diez años compitiendo con la misma arma, que compró de otro deportista, debido a que está prohíbo importar estos aparatos.

Romero, de 23 años, por otro lado, recibió la medalla de bronce. Por la cantidad de participantes en esta división (seis) la taekwondista boliviana pasó a la semifinal, instancia en la cual perdió ante Freymar Marcano (Venezuela) por 7-12. Esta fue la primera presea para Bolivia en esta disciplina, que inició el martes.

El podio en -67 kilogramos quedó de la siguiente manera: Marcano ganadora del oro, Alexis Arnoldt (Argentina) subió al segundo lugar y los bronces quedaron en manos de Romero y Sandra Vanegas (Colombia).