Crisis en el TSE, renuncia Katia Uriona con primarias en marcha

Los opositores bolivianos advirtieron una crisis de institucionalidad tras conocerse la renuncia de la presidenta del Órgano Electoral del país.

APG

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia, Katia Uriona, presentó ayer su “renuncia irrevocable” al cargo arguyendo el estancamiento de esa instancia en temas fundamentales, cuando ya están en marcha las primarias para designar candidatos a las elecciones de 2019 en el país.

“Asumo la decisión de presentar mi renuncia irrevocable como vocal del Tribunal Supremo Electoral”, señala la carta que presentó Uriona al presidente del Congreso boliviano y vicepresidente del país, Álvaro García Linera.

Uriona arguyó que la Sala Plena, el consejo de vocales electorales nacionales, “ha llegado a una situación de estancamiento” para toma de decisiones en temas fundamentales como el “resguardo de la institucionalidad” del organismo.

También aseveró que esa situación afecta “los principios y valores” a los que se comprometió defender al asumir esa responsabilidad.

La renuncia de Uriona se produce cuando está en curso el proceso electoral de elecciones primarias de organizaciones políticas, que deben celebrarse a fines de enero próximo, y a un año de las elecciones presidenciales, para las que está habilitado el presidente Evo Morales.

Uriona es la segunda vocal en presentar su renuncia, después de que semanas atrás lo hiciera su colega José Luis Exeni, quien esgrimió problemas de salud.

La presidenta saliente forma parte del grupo de vocales que advirtieron deficiencias en el reglamento de elecciones primarias aprobado el pasado 28 de septiembre, cuyo aspecto más polémico plantea que las impugnaciones a candidatos solo la pueden hacer los militantes de los partidos.

Tras conocerse de su renuncia, varios integrantes de plataformas ciudadanas contrarias a la reelección de Morales se apostaron en puertas del tribunal en La Paz, denunciando lo que consideran una crisis de la institucionalidad del organismo.

En declaraciones a Efe, la integrante de la agrupación Venceremos y exdiputada por el MSM, Marcela Revollo, esposa de Juan del Granado jefe del desaparecido Movimiento Sin Miedo (MSM), manifestó que la renuncia de Uriona muestra “la presión que el Gobierno está ejerciendo” para garantizar que Morales participe en los comicios de 2019 y sea reelegido.

Una sentencia del Tribunal Constitucional en 2017 habilitó a Evo Morales a presentarse a la reelección indefinida, al entender que prevalece sobre la Constitución del país, que limita a dos los mandatos consecutivos, un artículo de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscrita por Bolivia, acerca del derecho de un gobernante y de su pueblo a elegirlo sin ese tipo de limitación.

Esa decisión se contrapuso al resultado de un referéndum que en 2016 le negó la posibilidad de reformar la Carta Magna para eliminar el límite de mandatos.

El Constitucional ya autorizó a Morales, en el poder desde 2006, a presentarse en 2014 a un tercer periodo, al fallar que su primer mandato de 2006 a 2009 no cuenta porque el país se refundó con la Constitución de 2009 al pasar de la República al actual Estado Plurinacional de Bolivia.

“Crisis institucional”

Los opositores bolivianos, entre ellos dos exgobernantes y ahora candidatos a la presidencia de Bolivia, advirtieron una crisis de institucionalidad tras conocerse la renuncia de la presidenta del Órgano Electoral del país, Katia Uriona, cuando está en marcha el proceso de elecciones primarias.

El expresidente y candidato por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), Carlos Mesa, aseguró en Twitter que la renuncia de Uriona “lleva al poder Electoral a estar también sometido al Gobierno”.

“Nos acercamos a una grave crisis de Estado, todo para legitimar la postulación ilegal del presidente (Evo Morales)”, añadió Mesa en la red social.

Por su lado, el también exmandatario y ahora candidato por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), Jaime Paz Zamora, indicó que Uriona daba al Tribunal Supremo Electoral “la poca credibilidad que tenía”.

“La quiero felicitar y lamentar que se vaya”, señaló Paz Zamora en una rueda de prensa en La Paz en la que anunció su postulación a la presidencia.

Al respecto, propuso renovar la entidad electoral “desde cero”, con miembros que sean electos por voto unánime del Congreso boliviano.

En tanto, el opositor y empresario Samuel Doria Medina afirmó que la renuncia de la presidenta muestra que “el Gobierno está colocando a las instituciones entre la espada y la pared”, de acuerdo a un comunicado de su partido Unidad Nacional.

“La presión de parte del Gobierno para habilitar a Evo (Morales) está llevando al Tribunal Electoral a una grave crisis”, mencionó.

Le recuerdan a Mesa qué es una crisis de Estado

Por su parte, el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Elmar Callejas, le recordó al candidato a la presidencia por el FRI, Carlos Mesa, qué es una “crisis”, en referencia a su mensaje que da cuenta que “nos acercamos a una crisis de Estado” a raíz de la renuncia de la presidenta del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Katia Uriona.

“Para explicar crisis de Estado debemos acudir cuando Mesa fue presidente, donde no había dinero para pagar los sueldos, no tenía la capacidad de convencer a sus propios parlamentarios de partido, incertidumbre social, política, económica y renuncias a cada rato. Eso es crisis”, escribió Callejas en su cuenta en Twitter.

Exvocal descarta que se genere crisis

El exvocal Wilfredo Ovando descartó que se genere una crisis en el TSE tras la renuncia de la presidenta Katia Uriona, y dijo que con cinco vocales se puede garantizar sin “sobresaltos” las elecciones primarias de enero de 2019.

“Primero sobre el Tribunal Supremo descartar una supuesta crisis o desinstitucionalización o que no se estaría garantizando las elecciones, eso realmente debemos descartar”, señaló.

Ovando explicó que tras la renuncia de Uriona el TSE se queda con cinco miembros, pues antes se alejó el vicepresidente de esa instancia José Luis Exeni, número que garantiza la sala plena y el quorum reglamentario que permite administrar un proceso electoral.

El exvocal lamentó que algunos sectores busquen desprestigiar la gestión de los vocales al afirmar que “estarían digitando”, para habilitar al presidente Evo Morales para una nueva candidatura, tomando en cuenta que el Órgano Electoral no puede emitir un criterio por encima de una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP).

“El tema de la repostulación del presidente Evo Morales ya está definida, eso ya es un caso cerrado, eso ya está definido por la Constitución Política del Estado, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Tribunal Constitucional que a través de una sentencia que dictó el año pasado interpretó correctamente y dice que sí tiene derecho a participar”, mencionó.

Agregó que de acuerdo con la Ley Electoral el Legislativo designó a vocales suplentes; sin embargo, no serán necesarios porque “hay quórum reglamentario actualmente”.