Declaran desastre y emergencia en 38 municipios del país

Más de 4.400 familias afectadas por riadas y deslizamientos, 22 municipios declarados en desastre y 16 en emergencias por inundaciones, es la situación presente en Bolivia por el paso del fenómeno climatológico El Niño, informó ayer una fuente oficial.

El ministro de Defensa, Javier Zavaleta, señaló que habrá más problemas debido a que las lluvias seguirán en febrero y parte de marzo.

“Las estadísticas y los informes de meteorología nos dicen que vamos a tener todavía más incidentes, así que mantenemos los niveles de alerta”, remarcó el Ministro.

Detalló que hasta el momento 22 municipios del país se declararon zona de desastre y 16 en emergencia, donde más de 4.400 familias fueron afectadas por riadas y deslizamientos.

“Tenemos 38 municipios en total que han tenido o están teniendo problemas (…), tenemos en total 4.436 familias damnificadas, es decir familias que han tenido que dejar sus viviendas por deslizamientos o inundaciones”, precisó.

Asimismo, indicó que ya se entregó 52 toneladas de ayuda humanitaria a los afectados.

De otra parte, Zavaleta informó que se habilitó un paso vehicular transitorio en el sector Puente Armas, en el tramo Santa Barbara-Caranavi, y se ordenó la búsqueda de más cuerpos en el río de esa región.

Explicó que ese paso transitorio fue habilitado por dos horas, de 17h00 a 19h00, para el paso de camiones, flotas y vehículos pequeños.

“Lo bueno es que por ahora la vía está transitable por horas. El último reporte es de cinco a siete de la tarde que se va a poder circular por ahí”, complemento.

Destacó el trabajo que se realiza para la rehabilitación de esa vía y anunció que la reconstrucción podría demorar meses.

“La ABC ha trabajado muy bien, muy rápido, estimábamos que iban a tardar más en habilitar un paso eventual, pero gracias a los técnicos de la ABC se ha hecho muy eficientemente este paso transitorio”, agregó.

Recordó que mientras se realizaba el retiro de tierra deslizada, los grupos de rescate encontraron un cuerpo, razón por la que se ordenó continuar con la búsqueda de más cuerpos desaparecidos en el río.

“Hemos pedido que nuestros grupos de búsqueda y rescate hagan un rastrillaje de todo el río, río abajo, para ver si podemos encontrar a alguien todavía. Mientras hay paso y donde se pueda, todavía estamos tratando de encontrar a las personas que han fallecido ahí”, agregó.

Suspenden vuelos solidarios

Además, Zavaleta anunció que se suspendieron los vuelos solidarios a Beni y el norte de La Paz, después de trasladar a un total de 2.300 personas afectadas por los desastres naturales.

Señaló que esa decisión fue tomada tras habilitarse el paso en el sector Puente Armas, en el tramo Santa Barbara – Caranavi, ruta que fue afectada por el deslizamiento de tierra el pasado finde semana.

“El sábado ha sido nuestro último vuelo, y bueno las personas ya van a poder desplazarse como antes, por sus medios”, comentó en una entrevista en medios estatales.

Añadió que se realizaron al menos 30 vuelos que trasladaron a un total de 2.300 personas a los municipios Rurrenabaque, San Borja, Santa Ana, Ixiamas, que se encontraban anegados por las inundaciones y deslizamientos.

Puntualizó que esos vuelos también permitieron el traslado de 18 toneladas de ayuda humanitaria a esas dos regiones.

Asimismo, aclaró que el Gobierno lleva ayuda humanitaria no sólo a esas zonas, sino también a otros municipios del país que fueron afectados por las intensas lluvias.

“Hemos destinado, desde que ha empezado enero 52 toneladas de ayuda humanitaria a varios municipios (…), ha habido otros municipios que hemos estado atendiendo en Tarija, en Cochabamba, en Santa Cruz”, agregó.

Descenso de niveles de agua

El municipio paceño de Caranavi vuelve poco a poco a la normalidad al descender el nivel de las aguas y restablecerse el paso por la carretera, hecho que permitió la entrada de brigadas médicas con insumos enviados por el ministerio de Salud, entrega de pastillas para potabilizar el agua y herramientas para retirar el lodo de las viviendas, comentó.

Sobre el pronóstico meteorológico de que continuarán las lluvias hasta marzo, Zabaleta explicó que el presidente Evo Morales, instruyó colocar dos helicópteros en Beni, departamento donde terminan las precipitaciones caídas en Rurrenabaque, San Borja y Cochabamba, debido a la topografía del país.

Asimismo, son monitoreados los ríos ante posibles inundaciones.