Diputados actúan penalmente contra Maduro por corrupción en campaña de mayo

EFE

Un grupo de diputados opositores venezolanos actuó penalmente contra el presidente, Nicolás Maduro, reelegido en los comicios de mayo pasado, al presentar una denuncia ante la Fiscalía por presuntamente haber incurrido en corrupción durante la campaña electoral.

El diputado por el estado occidental de Lara, Macario González, dijo a periodistas que solicitó al fiscal general, Tarek Saab, “que adelante una denuncia penal ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ)” por la presunta comisión de estos delitos -penados por la ley anticorrupción del país- por parte de Maduro.

“Fue público y notorio que en la campaña electoral Nicolás Maduro llamó al electorado a votar mediante un lema que dijo ‘dando y dando’ (…), el mensaje es que a ellos se les otorgaría un bono a propósito de que voten”, añadió González.

Según el diputado, que estuvo acompañado de los también legisladores opositores Bolivia Suárez, Luis Florido y Guillermo Palacios, Maduro instó a los electores a usar el llamado carné de la patria -un documento creado para el control de los planes sociales del Estado- para emitir sus sufragios.

El oficialismo prometió a los votantes que portaran el carné de la patria que recibirían una bonificación de 10 millones de bolívares (87 o 4 dólares según la tasa de cambio que se use), una promesa que el ente electoral del país prohibió pagar tras los comicios.

“La misma presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), la rectora Tibisay Lucena, se vio en la obligación de señalar que ese bono no se pagaría, pero el delito estaba perpetrado”, explicó González que insistió en que lo presentado ayer ante la Fiscalía es una “acción penal” que esperan sea ejecutada de “oficio”.

Maduro ganó los comicios presidenciales de mayo pasado con poco más de 6 millones de votos sobre un censo de más de 20,5 millones electores, un triunfo que no reconocen varios países de la región y del mundo por considerar que fueron insuficientes las garantías de la convocatoria.

Tras las elecciones, el principal rival de Maduro, el exgobernador Henri Falcón, no reconoció su derrota y pidió que se repitieran los comicios tras acusar al presidente de ofrecer “pagos (y) bonos sorpresas”, un hecho que, aseguró entonces, constituyó un “delito de peculado de uso”.

La denuncia presentada por los diputados ante la Fiscalía ocurre pese a que el Parlamento ha señalado que a quien reconoce como fiscal general es a Luisa Ortega Díaz, destituida del cargo después de mostrar diferencias con el Gobierno y quien además ha señalado desde el exilio que Maduro está incurso en delitos de corrupción asociados con el caso Odebretch.

Sin embargo, el diputado opositor Luis Florido explicó que la denuncia fue presentada para dejar constancia del hecho y para que no hayan reclamos a futuro.

El parlamentario agregó que enviarán una copia a Ortega Díaz de esta denuncia y que además la llevarán a entes internacionales.

Mientras ocurrían estas declaraciones, frente al Ministerio Público también se desarrolló una protesta de jubilados y pensionados para pedir alimentos y medicinas, pues denunciaron que lo que perciben no les alcanza para comprar ni siquiera los medicamentos para tratar la hipertensión.

Desde allí, uno de los manifestantes, Luis Cano, indicó que no se quería morir de mengua sino por vejez.

Esta es una de las decenas de pequeñas protestas que se desarrollan a diario en Venezuela en reclamo por servicios públicos, medicinas o salarios “justos”.

Ayer los trabajadores del sector salud cumplieron su décimo día de protestas en varios hospitales de Caracas y de otros estados reclamando mejoras salariales y la dotación de materiales y medicinas en los hospitales.

En una caravana que realizó un grupo de enfermeras del Hospital Universitario de Caracas las manifestantes corearon la consigna “señor presidente, a usted lo invitamos, a que viva un mes con el sueldo que ganamos” cuando pasaron cerca del palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Además, los profesores de Universidades del Zulia (noreste) y Carabobo (centro) también se sumaron a las protestas por mejores salarios.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, padece una severa crisis económica que se traduce en escasez alimentos básicos y medicinas, así como en hiperinflación, un fenómeno que dificulta aún más la obtención de productos de la cada vez menor oferta de ellos.