Diputados aprueban la ley que adelanta las primarias a 2019

El pleno de la Cámara de Diputados de Bolivia, controlada por el partido gobernante, aprobó en su estación en detalle el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas y dio luz verde a la realización de las elecciones primarias de los binomios presidenciales para fines de enero de 2019, lo que la oposición considera una maniobra para legitimar la candidatura de Evo Morales.

El proyecto de Ley de Organizaciones Políticas fue aprobado la madrugada de ayer sábado tras un intenso debate en el que en algunos momentos hubo tensión y acusaciones mutuas entre oficialistas y opositores.

El documento, presentado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), preveía originalmente una implementación progresiva de las primarias hasta las elecciones generales de 2024, pero la mayoría oficialista en la Cámara baja decidió adelantarlas a 2019.

Ese cambio se aprobó pese a que el TSE explicó esta semana que algunas de las nuevas disposiciones operativas y plazos en el proyecto “inviabilizarían técnicamente la organización y administración de elecciones primarias en la gestión 2019, por lo que debieran ser ajustados o derivados a reglamentación especial” que deberá elaborar el órgano electoral.

El gobernante Movimiento al Socialismo (MAS), cuyos militantes ya han proclamado varias veces a Evo Morales como candidato para las elecciones de 2019, ha asegurado que las primarias favorecerán la participación ciudadana en la designación de candidatos y la democratización interna de las organizaciones políticas.

El diputado de la opositora Unidad Demócrata Gonzalo Barrientos lamentó que el oficialismo no haya tomado en cuenta la propuesta de su bancada para incluir en el proyecto “que se respete el voto del pueblo” y el resultado del referendo de 2016 en el que se rechazó una reforma para permitir la reelección de Morales en 2019.

Aunque aquella reforma fue rechazada, el oficialismo ha logrado habilitar la nueva candidatura de Morales mediante una demanda ante el Tribunal Constitucional (TC) de Bolivia, que falló en 2017 que las restricciones legales contra la reelección presidencial vulneraban su derecho a ser elegido y del pueblo a elegirlo.

Según Barrientos, la oposición también planteó que “se respete el artículo 168 de la Constitución”, que limita a dos los mandatos presidenciales consecutivos.

Pese a esa disposición constitucional, Morales ya pudo presentarse a los comicios de 2014 con el aval del TC, que falló que su primer mandato (2006-2009) no cuenta porque el país se refundó en 2009 con la nueva Carta Magna.

El Proyecto de Ley que cuenta con 105 artículos, cuatro disposiciones transitorias y una abrogatoria y que prevé remplazar a la Ley de Partidos Políticos vigente desde 1999, fue enviada al Senado para su consideración y se prevé que la próxima semana sea sancionada.