Dircabi: “Techo ‘e Paja” debe cumplir condena de 15 años por narcotráfico

APG

El Registro, Control y Administración de Bienes Incautados (Dircabi) pidió ayer a la justicia que Jorge Roca Suárez, alias “Techo ‘e paja”, cumpla la condena de 15 años de cárcel dictada tras un juicio instaurado en Bolivia en 1990 por narcotráfico, dijo su director Marcelo Gutiérrez.

Roca Suárez fue un “pez gordo” del narcotráfico en los años ’80, e incluso se lo vinculó con Pablo Escobar. En 1990 fue detenido en Estados Unidos donde se lo sentenció a 30 años de cárcel por elaboración de cocaína y evasión de impuestos, Le dieron libertad y en abril llegó a Bolivia, donde también lo encarcelaron preventivamente por ganancias ilícitas.

Entonces “la Sala Penal Segunda de la Corte Superior de Justicia aprobó y confirmó la sentencia apelada en cuanto se refiere a los coprocesados como Jorge Roca Suarez, que fue juzgado en rebeldía y se lo declaró autor del delito de tráfico de sustancias controladas, previsto en la Ley 1008, y se lo condenó a sufrir una pena privativa de 15 años en la cárcel de San Pedro”, explicó Gutiérrez.

“Esta sentencia tiene vigencia plena y por ello la dirección jurídica del Ministerio de Gobierno, presentó ayer un memorial ante el Tribunal Séptimo de Sentencia de La Paz solicitando se emita el mandamiento de condena contra Roca Suárez”, dijo en conferencia de prensa.

Roca Suárez fue declarado en 1990 rebelde y contumaz a la ley boliviana luego que el narcotraficante se esfumara del país.

“Techo ‘e paja” fue detenido luego en EEUU, donde expió 35 años de presidio.

La Corte Suprema de Justicia mediante auto supremo 256 de 1992 del 11 de agosto ratificó en primer lugar el auto de vista, donde se le impone la pena de 15 años de reclusión a cumplirse en el panóptico de San Pedro, computables desde este 2018.

Además, de 10.000 días, multa equivalente a 1000 bolivianos por día y la confiscación del dinero incautado de 42.000 bolivianos.

Gutiérrez dejó establecido que este caso que se investigó bajo la Ley 1008 en La Paz no tiene ninguna relación con el proceso que enfrentó en Estados Unidos, donde fue sentenciado a 35 años de prisión por delitos de asociación delictuosa para elaborar cocaína.

Por ello y para cumplir su condena en el recinto penitenciario de San Pedro de La Paz, Roca, detenido el 13 de enero de 1990 en California fue remitido a Bolivia en abril pasado.

Sin embargo, Roca, que debió cumplir su condena hasta el 31 de mayo del 2021, tramitó un beneficio carcelario ante un juez de ejecución en lo penal en virtud de que había cumplido una gran parte de su condena emitida por un juez estadounidense, dijo el jurista.

Denunció que los familiares del sentenciado intentaron hacer desaparecer los expedientes del juicio contra Roca Suárez, por la comisión del delito de tráfico ilícito de sustancias controladas en el marco de la Ley 1008.

En este proceso, dijo, que también fueron condenados, Julio Rodríguez Arteaga y José Moisés Terrazas Saavedra, quienes cumplieron 15 años de cárcel por tráfico de cocaína hacia México.

“En seguimiento del caso en tribunales departamentales y el Tribunal Supremo de Justicia se determinó sentencia pendiente de ejecución contra el señor Jorge Roca Suárez”, afirmó Gutiérrez.