Director de la FELCN niega implicancia en «volteo» de droga

APG

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Maximiliano Dávila, negó ayer alguna implicancia en el caso del «volteo» de 35 kilos de droga, hecho que denunció el excoronel Gonzalo Medina, actualmente investigado por vínculos con el narcotraficante Pedro Montenegro.

El jefe antidroga deslindó responsabilidades en el presunto «volteo de droga» en Santa Cruz y el hecho de no haber detenido oportunamente a Pedro Montenegro. Sostuvo que los antecedentes del narcotraficante habían sido «limpiados» en direcciones policiales.

Dávila señaló que «las declaraciones del (ex)coronel Medina, ahora con detención preventiva, son una confabulación, tratar de mellar la dignidad del Director de la FELCN».

Acotó que el caso del presunto «volteo» radica en el juzgado Cuarto de Instrucción en lo Penal Cautelar de Santa Cruz y la investigación está bajo la dirección funcional de la fiscal antinarcóticos, Rosa Flores.

Detalló que el Centro Especial de Investigación Policial (CEIP) de la Dirección Nacional de Inteligencia realizó el operativo en un domicilio particular, donde secuestró un colchón supuestamente con 35 kilos de droga.

Señaló que el 29 de marzo, Nicolás Aldunate se presentó en la FELCN de Santa Cruz, denunció que en la casa de sus suegros supuestos agentes de la FELCN realizaron un operativo y señaló que tenía videos y fotografías de esas personas.

El Director de la FELCN de Santa Cruz hizo conocer el caso a la Fiscal y se estableció que el operativo no lo hizo la FELCN sino agentes del CEIP, quienes son investigados ahora por la vía penal y disciplinaria.

Dávila manifestó que los agentes del CEIP ingresaron en contradicciones porque los ladrillos que encontrar no contenían sustancias controladas y por ello fueron llevados a las oficinas de inteligencia.

Mencionó que el colchón de donde sacaron esos supuestos paquetes de droga fue sometido a micro aspirado y se establecerá si en el lugar había o no sustancias controladas.

Los policías investigados por la presunta comisión de «volteo» son Luis Fernando R., Rolando E., Oscar T.M., y Ruth S.

Aclaró que esas personas y otras del CEIP no son allegadas a su persona, como dijo Medina.

Respecto a Montenegro, el coronel Dávila afirmó que al llegar a la Dirección de la FELCN, hace tres o cuatro meses, ordenó actualizar los datos de los clanes de narcotraficantes y no había los vínculos de Montenegro.

«Para nosotros, en el término criollo como dicen, han limpiado en algunas direcciones los antecedentes o algún vínculo con el narcotráfico (de Montenegro)», puntualizó

Reprochó también a la Interpol por no haber reportado que Montenegro estaba con orden de detención para extradición.

Dávilo complementó que recién cuando se hizo público el caso y se difundieron las fotografías se establecieron los vínculos de Montenegro, puesto que se contactó a otras policías de la región y se detectó que el sujeto estaba buscado en Brasil por narcotráfico.