Durán: Datos del primer semestre muestran dinamismo positivo de la economía

ABI

Los datos del primer semestre muestran un dinamismo positivo de la economía boliviana, afirmó ayer el viceministro de Presupuesto del Ministerio de Finanzas, Jaime Durán, en una evaluación del comportamiento del modelo boliviano.

En una entrevista con los medios estatales, explicó que se mantienen estables los indicadores que han permitido a Bolivia mantenerse como la economía de mayor crecimiento de la región en los últimos cinco años.

Aseguró que los datos de enero a junio muestran una dinámica importante, aunque no dio cifras del crecimiento del PIB, al recordar que procesar esos datos lleva tiempo.

“Sin embargo los indicadores que tenemos adelantado nos muestran un positivo dinamismo que hemos tenido en este primer semestre, especialmente en lo relacionado a la inversión pública; todos los sectores están mostrando un positivo desempeño”, explicó.

Recordó que se ha previsto para este año una tasa de crecimiento de 4,7% y señaló que aunque los organismos internacionales no coinciden con ese porcentaje, han ratificado que Bolivia ocupará los primeros lugares de desempeño económico de la región.

El Viceministro de Presupuesto dijo que las proyecciones nacionales con las internacionales no coinciden porque los organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la CEPAL, tienden a subestimar la tasa de crecimiento.

Recordó algunos ejemplos, como en 2013 cuando proyectaron un crecimiento de 5,4% y Bolivia creció 6,3%; o en 2017 cuando decían que iba a crecer 4% y creció 4,2%.

A su juicio, los organismos internacionales no logran entender al modelo boliviano que, siendo una economía pequeña, cuando caen los precios internacionales de las materias primas, la principal actividad de exportación del país, sigue creciendo.

“Ahí les explicamos que no hemos seguido las recetas tradicionales del FMI, el 2006 cambiamos el modelo económico (neoliberal), a otro basado en la demanda interna, en el incremento de salarios y la reducción de la pobreza”, explicó.

“Hemos duplicado la clase media en el país, la característica del crecimiento boliviano es inclusivo porque no solamente crece sino beneficia a mucha gente lo que no ocurre en otros países”, fundamentó.

Bolivia posee 4,5 por ciento de desempleo

Bolivia posee la menor tasa de desempleo regional al registrar 4,5 por ciento en 2017, afirmó, de otra parte, Jaime Durán, citando un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El funcionario precisó que en 2005 el índice de desempleados en el país era mayor al 100 por ciento.

Si ampliamos el panorama tal y como hace el BID en su estudio, Bolivia se ubica junto con Guatemala y México como los países con menor tasa de desempleo, refirió.

Durán especificó que varios estudios muestran que las condiciones de esos países son totalmente diferentes y ejemplificó al respecto que Guatemala tiene alta pobreza extrema, y México, mala distribución en el ingreso.

En el caso boliviano se reduce desempleo y la desigualdad, acotó Durán, quien agregó que la nación redujo ese último indicador en 28 puntos porcentuales si se compara con el 45 por ciento registrado en el año 2000 y el actual 17 por ciento.

El vicetitular resaltó también el crecimiento de la clase media boliviana.

En el año 2005 unas 5,7 millones de personas tenían bajos ingresos y solo 3,3 millones percibían ingresos medios, dijo.

En 2017 las personas con ingresos bajos cayeron a 4,1 millones y las de ingreso medio subieron a 6,5 millones, comparó.

Ese crecimiento inclusivo, a juicio de Durán, se debe al modelo económico vigente en Bolivia desde 2006 el cual está basado en la demanda interna, reducción de la pobreza y el incremento de los salarios.

En otro momento destacó la dinámica importante en el primer semestre de 2018, especialmente en la inversión pública.

Durán anunció que la previsión de la tasa de crecimiento para este año se mantiene en 4,7 por ciento, lo cual ubica nuevamente a Bolivia entre los países con mejores índices económicos en la región.