El 70 % de usuarios de la firma digital en Bolivia son empresas

El 70 % de los certificados digitales emitidos en Bolivia para hacer uso de la firma digital corresponden a empresas públicas y privadas, informó la entidad certificadora.

El jefe de unidad de Gestión de Servicio de la Agencia para el Desarrollo de la Sociedad de la Información en Bolivia (Adsib), Alonzo Vera, en conferencia de prensa en La Paz explicó que de este 70 % de certificaciones al menos 3.000 corresponden a empresas privadas.

Vera señaló que desde la consolidación de la Adsib como una entidad certificadora pública en 2016 hasta la fecha se emitieron 8.490 certificados y alrededor de 7.000 bolivianos hacen uso de la firma digital.

El 70 % de los certificados digitales emitidos fueron a personas jurídicas, es decir a nombre de una empresa pública o privada, mientras que 1.037 fueron para personas naturales, a ciudadanos que desean utilizar la firma digital, apuntó Vera.

El uso de la firma digital en el país es impulsada por el Gobierno boliviano a través de una ley y este avance tecnológico permite agilizar distintos trámites en instituciones del país, ya que dota de validez jurídica a documentos enviados por internet.

Vera destacó algunas de las ventajas de utilizar la firma digital como la simplificación de los trámites, la desburocratización y el menor uso de papel para estos procedimientos, además de la disminución de costos operativos.

Para realizar la firma digital el usuario dispone de un dispositivo que contiene una clave privada que respalda esta rúbrica, al igual que tiene un nivel de seguridad en sus documentos firmados que envíe por internet.

De la misma manera, anunció que esta entidad dependiente de la Vicepresidencia del Estado trabaja en un nuevo sistema que simplificará los procesos de uso.

«Se hará un mejor control tanto de cuentas corporativas como de los ciudadanos, se ha rediseñado desde cero el sistema y se le da mayor información al usuario», expuso Vera.

La Adsib certifica la identidad de la persona y la posesión de la clave privada.