El corazón de Bolivia

Cochabamba, es el corazón de nuestro país, no solamente por su ubicación geográfica, sino porque late al ritmo de las inquietudes, esperanzas y decepciones de todo Bolivia, además de sintetizar los sentimientos y objetivos nacionales. Cochabamba festeja su aniversario cívico recordando 207 años del movimiento libertario gestado en esa ciudad, mostrando su pujanza y ansias de progreso, desarrollando proyectos y alentando esperanza, pero también sufriendo frustraciones. Como todos los años, las autoridades nacionales y departamentales anuncian más obras de las que se inauguran.

Los sentimientos de progreso y adelanto se impulsan recordando a los héroes del pasado y motivando a los líderes del presente. Los cochabambinos recuerdan a Esteban Arze, líder del levantamiento contra la colonia española, que mostró la fuerza y vocación de libertad del pueblo cochabambino, reuniendo a unos mil patriotas que lograron que el Gobernador español José Gonzales Prada huyera.

Inmediatamente se convocó a un cabildo que nombró como nuevo Gobernador a Francisco de Rivero y a Esteban Arze como Jefe de las fuerzas independentistas. Después de más de dos siglos de esos acontecimientos, los cochabambinos se sienten orgullosos de la tierra que defendieron sus antepasados y que hoy representa el corazón geográfico de Bolivia. Este departamento es uno de los más pujantes en su economía, tiene más de un millón 900 mil habitantes que por su diversidad cultural le dan a Cochabamba una personalidad única.

De acuerdo con los cálculos del INE, en 2020 los cochabambinos sumarán un total de 2.028.639. Cochabamba es el tercer departamento con más población del país. El crecimiento de la población y el número de viviendas extendió la mancha urbana. En la ciudad capital así como en las provincias crecen las construcciones e invade el cemento, a costa de las áreas agrícolas.

El año 2000, según datos de la Dirección de Planeamiento de la Alcaldía de Cercado, en el Distrito 9, la mancha urbana ocupaba 369 hectáreas. Esta cifra creció en 469%, en diez años, hasta alcanzar las 2.101 hectáreas y sigue avanzando. Esta extensión de terreno pasó a ser de agrícola a urbano. Pese a ello, según datos del INE, el departamento de Cochabamba tiene 181 mil 536 unidades de producción agropecuaria (UPA), ocupando el segundo lugar a escala nacional. Posee la mayor superficie cultivada de frutales en el país, con 36% de hectáreas cultivadas. En los últimos 10 años el PIB de Cochabamba tuvo un crecimiento promedio de 4,28%.

En este nuevo escenario, las industrias, el comercio y los grandes edificios reemplazan al valle de las flores; los puentes y pasos a nivel reemplazan a las callejuelas y modernizan la urbe, pero las tradiciones se mantienen arraigadas y la “llajta” ofrece la proverbial cordialidad valluna patentizada con su diversidad gastronómica, su benigno clima y sus abarrotados mercados, donde todavía hay producción nacional.