El Gobierno espera recaudar $us 507 millones con el “perdonazo”

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó ayer el proyecto de ley que “Establece un Plazo de Regularización en el Pago de Deudas y Multas de Dominio Tributario Nacional hasta el 28 de febrero”, cuyo objetivo es que los contribuyentes no paguen ningún interés de la deuda y reducir hasta en 95 por ciento las multas por omisión de pago de impuestos, en caso de cancelar lo adeudado hasta el 30 de noviembre.

El Gobierno espera recaudar unos 507 millones de dólares con la amnistía fiscal, para reducir los cerca de 4.328 millones que adeudan los contribuyentes al Estado, informó ayer una fuente oficial.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, Mario Guillén, aseguró que se espera recuperar unos 3.500 millones de bolivianos, cerca de 507 millones de dólares, en este “proceso de regulación” hasta febrero de 2019.

Guillén expuso el proyecto de Ley de Regularización en el pago de Impuestos de Dominio Tributario Nacional, conocido en el país como “perdonazo”, ante la Cámara de Diputados de Bolivia, que aprobó el texto y lo remitió al Senado para proseguir su tramitación.

Destacó que se amplía hasta el 28 de febrero de 2019 el plazo para saldar deudas con el Servicio de Impuestos Nacionales y la Aduana Nacional de Bolivia, sin interés y con una importante rebaja en las multas.

La condonación de intereses y la reducción de multas llega al 95 % de la deuda si se paga hasta el 30 de noviembre de 2018, mientras que será del 90 % hasta el 28 de febrero de 2019, detalló.

El proyecto establece una segunda fecha para contar con beneficios en el cumplimiento del pago: el 28 de febrero de 2019. En este caso, el contribuyente pagará sólo el capital —es decir, el monto inicial de la deuda—, no se le cobrará ningún interés y sólo deberá pagar el 10 por ciento de la multa por mora.

El proyecto de ley se aplica a todas las deudas de impuestos que van a favor del nivel central del Estado, es decir Régimen Complementario, Impuesto al Valor Agregado (RC – IVA), Impuesto a las Transacciones (IT) y el Impuesto sobre las Utilidades de las Empresas (IUE).

“Esta norma alcanza a todos los ilícitos tributarios, vale decir cualquiera que sea delito o contravención y en cualquier estado del proceso, porque hay muchos ilícitos que vienen con fiscalización—primero del Servicio de Impuestos— y otros que han sido recurridos vía judicial. Entonces no importa si está en la vía judicial o está en período de fiscalización, cualquiera puede acogerse al beneficio”, explicó Guillén.

En ese marco, añadió que el proyecto permite que los contribuyentes que no tengan la posibilidad de pagar el total de la deuda, pueden acogerse a un plan de pagos mediante el cual también gozarán de una rebaja de hasta el 80 por ciento en la multa por retraso en el pago y sin cancelar interés alguno.

Este proyecto surgió a partir de los resultados observados con la aplicación de la Ley 812 de modificación de cinco artículos de la Ley 2492 del Código Tributario Boliviano, con la que también se redujo multas por impuestos, beneficiando de esa manera a más de 109.000 contribuyentes, misma que recaudó 4.021 millones de bolivianos a favor del Estado, lo cual significó obras para el país.

El ministro Guillén remarcó que este proyecto de regularización impositiva “tiene por objeto dar la posibilidad de pago a todos aquellos contribuyentes que han tenido algún problema con la administración tributaria, (porque) del análisis que se ha hecho en el Ministerio de Economía, mucha de la deuda tributaria se vuelve impagable principalmente por dos factores, uno es la multa —que generalmente es el 100% del tributo omitido— y otro es por los intereses que genera esta deuda”.

Ejemplificó que en caso de que el tributo omitido sea de 20.000 bolivianos, la multa es del 100%, lo que implica otros 20.000 bolivianos cargados a la deuda del contribuyente, y sobre esto corren los intereses por año de mora, lo cual se convierte en impagable para el deudor. “Tenemos aproximadamente 27.000 millones de bolivianos de deuda tributaria, la cual ya se está volviendo una deuda impagable”, insistió.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, diputado Víctor Borda, remarcó que este proyecto de ley beneficiará a una gran parte de la población que no puede pagar sus deudas tributarias porque los intereses y las multas los asfixian.

“Es una ley corta, transitoria, nada tiene que ver con la modificación al Código Tributario, que eso será objeto de otro debate, porque evidentemente nosotros también hemos recibido solicitudes de varias organizaciones afectadas lamentablemente con el Código Tributario, pero eso será labor de esta o tal vez de la futura Asamblea, debatir un nuevo Código Tributario”, agregó.

El gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS) del presidente Evo Morales tiene mayoría en la Asamblea Legislativa de Bolivia para poder aprobar la ley.