El M5S celebra con sus electores que ya gobierna en Italia con la Liga

El líder del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, celebró en Roma con miles de personas que su partido ya gobierna en Italia junto con la ultraderechista Liga y prometió que trabajará para “mejorar la calidad de vida de la gente”.

“Nada será sencillo, pero no seremos quienes certifiquen los resultados con índices estadísticos, preguntaremos a la gente para que nos digan si hemos mejorado su calidad de vida”, dijo.

Di Maio celebró con sus electores el nacimiento de este Gobierno en la romana plaza de la Boca de la Verdad, hasta donde acudieron también otros miembros del partido.

El M5S convirtió en fiesta lo que había organizado inicialmente como una concentración de protesta contra la decisión del presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, de imposibilitar hace una semana Gobierno de esta formación con la Liga, al vetar a Paolo Savona como ministro de Economía por sus críticas contra el euro.

“Fui el primero en criticar al presidente de la República, pero reconozco la sensatez que mostró al volverme a conceder una nueva reunión”, admitió Di Maio, que es también ministro de Desarrollo Económico y Empleo, ante miles de personas que coreaban su nombre.

Mattarella rechazó inicialmente un Ejecutivo entre el M5S y la Liga por la presencia de Savona y encargó el 28 de mayo el mandato de intentar dirigir el país al economista Carlo Cottarelli.

Pero el Cinco Estrellas y la Liga propusieron entonces al jefe del Estado cambiar a Savona por Giovanni Tria en la cartera de Economía y entregar al primero el Ministerio de Asuntos de la Unión Europea.

El jefe del Estado aceptó y este pasado viernes el nuevo primer ministro, Giuseppe Conte, los vicepresidentes Di Maio y Matteo Salvini (jefe de la Liga) y el resto de ministros juraron su cargo.

Esta mañana el nuevo Gobierno participó en su primer acto institucional, el desfile de la Fiesta de la República, una jornada en la que Italia conmemora la fecha del referéndum de 1946 para elegir entre monarquía o república, decantándose finalmente por esta segunda opción.

Después Salvini ha viajado a Vicenza para celebrar un encuentro con sus votantes, mientras que el M5S ha permanecido en Roma.

Salvini, que además de vicepresidente es también ministro del Interior, ha avanzado cuáles son sus prioridades más inmediatas, frenar los flujos migratorios.

Por eso mañana se trasladará a la isla de Sicilia, que recibe habitualmente a inmigrantes que atraviesan el Mediterráneo, para abordar con las autoridades locales esta cuestión.

“Para los inmigrantes ilegales se ha acabado la diversión, deben hacer las maletas, con calma, pero se deben ir”, dijo.

Salvini también se ha referido a las palabras del nuevo ministro de Familia y Discapacidad, Lorenzo Fontana, miembro de la ultraderechista Liga, que, en una entrevista que publican varios medios, ha afirmado que las familias formadas por homosexuales no existen.

“La cuestión de la familia no es una prioridad de este gobierno, nos han votado para tener menos inmigrantes y más seguridad”, dijo Salvini, aunque recalcó que “cada uno tiene sus ideas y no puede ser lapidado por eso”.

Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, afirmó en su perfil de la red social de Facebook que durante la tarde recibió una llamada de la canciller alemana, Angela Merkel, que le expresó sus mejores deseos y le invitó a visitar Berlín.

Además, ambos fijaron un encuentro bilateral en la cumbre de líderes del G7 (Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Italia, Japón y Reino Unido) que tendrá lugar en Canadá el 8 y 9 de junio.