El “Palacio Quemado”

El gobierno del MAS dejará de gobernar desde el Palacio de Gobierno de la Plaza Murillo, para ocupar el nuevo rascacielos construido a espaldas del histórico edificio desde donde se rigieron los destinos del país desde el 25 de marzo de 1853, cuando el presidente Isidoro Belzu lo ocupara por primera vez, luego de ser reconstruido sobre la base un edificio de la época de la colonia. La administración que preside Evo Morales trabajará desde el 9 de agosto en el nuevo Palacio al que lo denominaron casa Grande del Pueblo, que albergará a cinco ministerios.

El nuevo edificio de 28 pisos fue construido con un costo de más de 34 millones de dólares y cuenta con un helipuerto, un despacho presidencial que incluye saunas, jacuzzi y otras comodidades. El presidente Evo Morales y su gabinete de ministros se reúnen todos los miércoles en la madrugada, de manera que ayer fue la última reunión en el Palacio Quemado. El próximo miércoles, el gabinete se celebrará en las nuevas oficinas del Ejecutivo nacional, según dio a conocer el Ministerio de la Presidencia.

El Palacio presidencial fue construido en 1845, por el arquitecto José Núñez del Prado, inspirado en los palacios del renacimiento romano, edificado en los estilos arquitectónicos dórico, jónico y corintio. Interiormente resalta su escalera de tipo imperial, un elegante arco cuyas jambas y dovelas se hallan desplazadas en mármol crema y negro, grandes salones decorados con cornisas y recuadros.

El palacio fue incendiado en 1875 tras una asonada, desde entonces se lo conoce como el “Palacio Quemado”. El palacio sufrió centenares de ataques en más de 75 revoluciones y tomas del gobierno de la turbulenta historia nacional. Ha sido testigo del colgamiento de Villarroel y del paso de un total 88 diferentes gobiernos entre constitucionales, interinos y de facto, con 65 presidentes, siendo el primero Simón Bolívar y el último Evo Morales Ayma. Pero el palacio de la era republicana, en realidad fue edificado reemplazando a otro edificio colonial que se comenzó a construir en 1559, por determinación del Virreinato del Perú. La obra fue concluida en 1561, aunque hubo posteriores remodelaciones y mejoras.

Wikipedia describe que las primeras gráficas de esta construcción aparecen en 1781 año del cerco a la ciudad de La Paz, en cuadros que corresponden a Don Martín de Landaeta; en los que se aprecia la tipología de los cabildos de la época, arcadas en todo el piso bajo y una galería de arcos en el piso alto. La planta del Cabildo se desarrolló en torno a un patio y con una escalera tipo imperial característica de todos los edificios importantes del siglo XVII; El segundo patio del edificio albergaba la cárcel desde donde fue sacado Pedro Domingo Murillo el 29 de enero de 1810 y llevado al cadalso para ser ahorcado.

Tras la independencia, sirvió de casa de gobierno y prefectura de La Paz, donde se recibió solemnemente al Libertador Simón Bolívar en agosto del 1825. El edificio continuó con algunas reformas hasta 1846, año en que el presidente de la república, general José Ballivián, ordenó su demolición para dar inicio al nuevo palacio. La edificación tardó en construirse seis años y cuatro meses y fue estrenada por el presidente Belzu el 25 de marzo de 1853.