El Parlamento de Unasur recibe críticas por su coste e inutilidad

La nueva sede del Parlamento de Unasur en Bolivia recibió ayer las críticas de la oposición en el país por su costo, unos 72 millones de euros, e inutilidad, ya que este órgano está aún pendiente de constituirse.

El partido opositor Demócratas Bolivia presentó ayer ante la Gobernación de Cochabamba, la región central donde el miércoles fue inaugurado el edificio del Parlamento Suramericano, un pedido para que sea destinado a un centro científico, al considerar que la Unasur “está prácticamente en una etapa de disolución”.

Un grupo de seis países de los doce que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) comunicó el pasado abril, cuando Bolivia tomó la presidencia de turno del organismo, su decisión de no participar en este foro hasta que logre un mejor funcionamiento.

El dirigente de esta formación Fernando Aponte, a través de Twitter, calificó de “pan y circo” la propuesta que planteó durante la inauguración el presidente de Bolivia, Evo Morales, de utilizar también el edificio para actos como la graduación de estudiantes o congresos de organizaciones sociales.

El opositor y expresidente de Bolivia Jorge “Tuto” Quiroga (2001-2002) denunció en esta red social “el despilfarro” del Gobierno boliviano por inaugurar “una sede inservible”, en un momento en que “Colombia abandona (la) organización”.

Colombia anunció el mes pasado que se retirará de forma “irreversible” de la Unasur.

“Mientras los bolivianos no tienen un hospital decente, usted despilfarró 494 millones -de bolivianos- en una obra que no sirve para nada”, criticó en Twitter el senador Arturo Murillo, de la opositora Unidad Demócrata, en referencia al presidente del país.

Vilma Magne, representante del partido opositor Soberanía y Libertad, calificó en la red social a la nueva sede como “otro despilfarro” e igualmente se preguntó si no “hubiera sido mejor invertir en un hospital”.

“Las prioridades por lo visto están invertidas, ahora Parlamento Unasur, ofertado para eventos”, lamentó.

La sede se encuentra en la localidad de San Benito y cuenta con un edificio para sesiones plenarias y un centro de convenciones, entre otras instalaciones que se comenzaron a construir en 2008.

La elección del lugar fue acordada por unanimidad en la Unasur y Bolivia decidió correr con todo el costo, según declaró en el acto inaugural el presidente Morales.

El acto incluyó actuaciones musicales y discursos de autoridades bolivianas, sin presencia de otros jefes de Estado o Gobierno de la Unasur.

El Parlamento Suramericano no se reúne por diferencias de los países miembros sobre su constitución.

Unasur tiene desde 2015 en Quito la sede de su Secretaría General, pero desde 2017 el puesto está vacante, lo que generó una crisis en el organismo.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Paraguay y Perú comunicaron el pasado abril su decisión de no participar en este organismo hasta que logre un mejor funcionamiento.

La Unasur está conformada también por Ecuador, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.