El Santo quedó sorprendido

APG

El plantel de San José fue sorprendido por Nacional Potosí con el que perdió por 2 a 3 ayer por la noche en el estadio Jesús Bermúdez, de Oruro. El encuentro correspondió a la décima primera fecha del campeonato Clausura.

Las goleadas que había conseguido el plantel santo en tres presentaciones dejaron más que confiados a los jugadores que fueron “madrugados” por el elenco potosino que logró colocarse en ventaja en dos ocasiones antes de los 28 minutos. El marcador era más que sorpresivo para los dueños de casa, pues su apuesta era otra goleada.

Alberto Illanes, director técnico del elenco potosino hizo una buena lectura del compromiso, propuso a los hombres precisos en el campo de juego quienes siguieron al pie de la letra el libreto y los resultados fueron favorables hasta que se distrajeron, pero sin complicaciones.

Los santos recibieron un balde de agua fría a los nueve minutos del encuentro, el jugador estaba en el lugar preciso y anota el tanto tras una desinteligencia de la defensa orureña que se equivoca, la visita estaba atenta para asegurar el 0-1 que cayó mal a los dueños de casa pues quedaron “mareados” y sin lograr retomar los hilos del juego.

Después de ese gol, el elenco de Nacional Potosí va creciendo y por minutos jugó a gusto ante los errores que cometían los santos, prueba de ello es que en el minuto 27 por segunda vez el elenco visitante sorprende al crédito orureño con otro gol de Ronald Gallegos quien asegura el 0-2 que era impensado para San José.

A partir del segundo tanto, el elenco potosino continúa atacando aprovecha el juego del santo que facilitó la tarea hasta que surge un penal a los 29 minutos, el jugador de San José, Javier Sanguineti pide la pelota, se para frente a ella, toma impulso y remata directo al arco, el golero Leonardo Romero nada puede hacer para evitar el 1 a 2 parcial.

Con ese resultado finalizó el primer tiempo con un resultado adverso y la obligación de recuperar los espacios que había perdido el local, los jugadores se van a camarines como queriendo encontrar una explicación al resultado que sufrían.

En la segunda etapa los santos retoman los hilos del encuentro y es a los 56 minutos cuando Jair Reinoso con un balazo anota el 2 a 2, ese resultado permite que renazca las esperanzas de los santos, pero sólo fue una tenue luz en el camino, ya que a los 81 minutos una vez más ven caer su arco.

Un contragolpe letal dejó más que mal ubicados a los santos, Edson Pérez recibe la pelota que había enviado Harold Reina, el primero escapa ante el manojo de nervios de la defensa santa consigue anotar el 2-3, que deja mal parado al arquero Carlos Emanuel Franco quien nada puede hacer para evitar el resultado inesperado.

A partir de esa conquista el santo ya nada puede hacer, las condiciones del partido no permitieron al santo sumar su cuarta victoria consecutiva, el plantel se quedó con las manos vacías y la rabia contenida de los exigentes hinchas.