El Sistema Único de Salud se implementará de manera progresiva

El ministro de Salud, Rodolfo Rocabado, informó que el Sistema Único de Salud (SUS), iniciativa gubernamental para universalizar la atención médica, se implementará a partir de 2019 de manera progresiva.

Explicó que se trata de una iniciativa de carácter gradual, pues se debe alcanzar el nivel esperado de atención en un límite de tiempo de cinco años

Según Rocabado «la idea es que se comience con un número básico de prestaciones y un presupuesto inicial, que con el tiempo debe ir incrementándose de acuerdo al servicio y para mejorar las condiciones de equipamiento, infraestructura y recurso humano».

Aseguró que el presupuesto total para encarar la primera fase del SUS es aproximadamente de 560 millones de dólares, unos 210 del aporte de las alcaldías, 150 de las gobernaciones y 200 que se utilizarán para las prestaciones.

Por ejemplo, en el Hospital de Clínicas ubicado en la zona de Miraflores en la Paz, el director propuso mejorar las salas de emergencias, el quirófano y terapia intensiva, en los primeros meses de 2019, mientras para el año siguiente se prevé el mantenimiento de los salones de internación.

Rocabado afirmó que se entregarán siete hospitales de tercer nivel en ciudades de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Tarija, Pando y Sucre.

‘En la medida en que haya más hospitales, infraestructura y recurso humano se aumentarán las atenciones a la población’, puntualizó.

Actualmente, el sistema de salud de Bolivia está constituido por tres subsectores: el de la seguridad social, de la medicina privada y el público.

El Ministro aclaró que el Estado va a invertir en el subsector público, en beneficio de esa parte de la población carente de recursos para recibir una adecuada atención médica, lo cual no perjudicará la medicina privada ni la seguridad social.

«Tenemos en promedio 3.200 establecimientos de salud, de ellos 3.090 aproximadamente de primer nivel, más de 50 de segundo, y 35 de tercer», complementó Rocabado.

En Bolivia al menos cinco millones 600 mil personas no cuentan con seguro médico, ni están en condiciones de atenderse por la vía privada.