El Tigre devora a Wilstermann

APG

The Strongest consumió su revancha ante Wilstermann con un triunfo con goleada por 4-1 en La Paz, en un compromiso que reeditó la final del anterior torneo, pero que esta vez el festejo se vivió en el lado de los atigrados por la conquista de su segundo triunfo y su aparición entre los primeros lugares en la tabla del Clausura.

Luego de un mes y medio, volvieron a quedar cara a cara estos rivales. El anterior compromiso quedó con los aviadores levantando el puño en señal de triunfo y esta vez el Tigre probó el sabor de la victoria y para redondear su actuación mantiene en un mismo nivel su efectividad.

El gol de los aurinegros llegó con un centro diagonal de Pablo Escobar y que fue conectado por Rolando Blackburn con el pie derecho, delante del arquero Arnaldo Giménez, a los 34 minutos. La defensa hizo una mala cobertura sobre el delantero panameño y este error le costó caro.

Los descuidos en los centros dejaron espacios para que los atigrados amplíen la cuenta a sólo dos minutos de ingresar al complemento. Blackburn fue a buscar un servicio enviado por Marvin Bejarano, pero la pelota rebotó en la cabeza de un contrario y el balón llegó a la posición de Edis Ibargüen, quien definió de derecha con un remate de media vuelta.

Desde temprano en el partido, el Tigre trató de explotar los centros y la potencia de Blackburn en el fútbol aéreo. A pocos minutos del inicio estuvo cerca de concentrar un tanto, la puntería le jugó en contra al panameño. El cuadro de Achumani capitalizó los servicios.

La llegada del segundo gol en corto tiempo, significó otra piedra encima de la espalda de los aviadores, quienes trataron de despegar para encontrar el descuento y se encontraron con un rival que manejaba la diferencia en el marcador y la pelota.

El cuadro paceño recuperó una pelota en la salida de los rojos, y con una triangulación entre Escobar y Rudy Cardozo la defensa quedó a merced del toque de Cardozo hacia el centro del área, donde Blackburn esperaba para resolver el 3-0 a los 59 minutos.

El 4-0 subió al marcador a los 75 minutos, esta vez Cristian Novoa anotó, sacando ventaja de su ubicación ante una habilitación de pecho de Ibargüen ante un centro de tiro libre. De nuevo los aviadores fallaron para despejar los servicios.

A cinco minutos del final reglamentario, Lucas de Souza descontó con una “chilena” dentro del área, después de bajar con el pecho un centro de tiro libre indirecto. El futbolista brasileño fue el más activo en el ataque.