El Tigre saca las garras

APG

The Strongest se repuso de los momentos difíciles que vivió a lo largo del compromiso y pudo levantar la cabeza para conseguir un triunfo sobre San José por la cuenta de 4-2 y dar marcha a su campaña en el torneo Clausura con el pie derecho, en el estadio Hernando Siles.

Atigrados y santos llevaron el cotejo a un nivel de intensidad alto, con ocasiones claras para marcar y con respuestas en los dos pórticos que aumentaron la tensión en el escenario de la zona de Miraflores, donde la visita subió primero su gol a la cuenta y con esa presión el Tigre tuvo que caminar.

La ofensiva de los santos se dio modos para dejar parada a la defensa local en una jugada cuando Jair Reinoso dejó pasar la pelota y Javier Sanguinetti apareció para definir con un zurdazo en las inmediaciones del ingreso al área grande y tomar la delantera (1-0) a los 18 minutos.

Este partido queda como un mal recuerdo para el arquero Gustavo Salvatierra, quien cometió errores imperdonables y que le costaron a San José la obtención de un mejor resultado. A los 32 minutos, el guardameta dio rebote corto ante un tiro libre ejecutado por Pablo Escobar y apareció Gabriel Valverde para igualar la balanza (1-1).

De nuevo un tiro libre del Tigre concluyó en gol cuando Salvatierra manoteó sin mucha fuerza un remate de cabeza y la pelota quedó servida para Fernando Martelli que cedió un pase corto para Rolando Blackburn, quien con arco libre convirtió el 2-1 (m.41), aprovechando que el golero estaba en el suelo y los defensores trataban de cerrar el ángulo.

El cuadro de la “V” azulada se negó a dejar la sede de gobierno con las manos vacías y con coraje consiguió el 2-2, a los 60 minutos, con un derechazo de Marcelo Gomes dentro del área. Diego Wayar pifió un despeje en la zona peligrosa y sin pestañear Gomes envió el balón contra las redes.

El empate dejó conforme a San José, pero la persistencia de The Strongest era notoria y sus hombres devolvían los ataques en busca de forzar un nuevo error. Un desborde por la derecha con centro incluido provocó que Salvatierra saliera a cortar el servicio sin fortuna, la pelota pasó de largo y en el segundo palo apareció Martelli para marcar el 3-2 con un golpe de cabeza (m.67).

Cuando el equipo orureño trató de igualar las cifras el cuarto tanto subió al marcador, por intermedio de Cristian Novoa, a los 84 minutos, dando por definido el compromiso. El delantero sólo tuvo que empujar la pelota con la pierna derecha delante del pórtico, después de una serie de pases cortos que dejaron expuesta a la defensa en su sector central.