Empresarios bolivianos deben rediseñar planes comerciales con China

El embajador de Bolivia en China, Heriberto Quispe, afirmó ayer que los empresarios bolivianos deben rediseñar sus planes comerciales con el gigante asiático para exportar sus productos y no solamente importar.

“Ahora los empresarios que trabajaban con la importación de productos tendrán que rediseñar sus planes para poder hacerlo al revés, es decir, no solo para importar sino para exportar sus productos a China, porque China es un mercado muy grande y lleno de oportunidades”, explicó.

Quispe dijo que esa apertura de mercados es una gran oportunidad, sobre todo para los productos alimenticios, tomando en cuenta que Bolivia tiene un “gran potencial” en esa área.

“En los mercados casi no hay alimentos y nosotros podemos proveer esos alimentos (…) podemos exportar amaranto, uvas, soya, carne y mates que son potenciales para el mercado chino”, complementó.

El embajador boliviano en China informó que se trabaja sin pausas para consolidar la exportación de carne de res y soya al gigante asiático, como se hizo para la apertura de mercados para la quinua y el café boliviano.

“Esos son los próximos productos que se van a exportar a China”, afirmó al indicar que para consolidar esas ventas, la Cancillería y el Ministerio de Desarrollo Rural trabajan para cumplir con la norma china.

Recordó que esa apertura de mercados se logrará tras la firma de una asociación estratégica comercial entre Bolivia y China que se consolidó en ocasión de la visita del presidente boliviano Evo Morales a su homologo Xi Jinping, en junio pasado.

Bolivia y China firmaron el acuerdo de asociación estratégica para promover el desarrollo de las relaciones bilaterales, que permitirá el ingreso de productos bolivianos a ese país asiático.

La asociación estratégica es un lazo que China establece con aquellos países con los que busca un especial vinculo político y económico, como lo hace con Bolivia.