En marcha galenos piden libertad del médico Jhiery Fernández

APG

Médicos pidieron ayer con una marcha en La Paz y un paro en el sistema sanitario del país la libertad de un médico encarcelado por la supuesta violación a un bebé, en un caso polémico que pone en entredicho a la Justicia en Bolivia.

En declaraciones a Efe, el presidente del Colegio Médico de La Paz, Jorge Larrea, aseguró que la protesta fue “contundente”, con la finalidad de exigir “que la Justicia cambie”.

Los cientos de manifestantes en La Paz lucieron batas blancas como distintivo de su profesión y pasaron por la penitenciaría de San Pedro, recinto en el que desde hace cuatro años está recluido el médico Jhiery Fernández.

En la protesta se entonaron cánticos y se exhibieron pancartas que reclamaron justicia para el sentenciado, mientras sus integrantes recorrían calles del centro de La Paz, la capital administrativa del país.

Fernández fue sentenciado a veinte años de prisión, después que un tribunal determinara que fue el autor de la violación de un bebé de 8 meses que vivía en un hogar de acogida, en 2014.

La sentencia fue puesta en duda cuando la semana pasada el canal de televisión ATB reveló un audio atribuido a la jueza Patricia Pacajes, miembro de la corte que lo sentenció, en la que se menciona que Fernández es inocente, pero fue condenado bajo presiones, porque era el único hombre presente en el momento del suceso.

Además, en la grabación se señala que no había existido violación, sino que todo partió de una posible imprecisión en el informe forense.

La Fiscalía confirmó esta semana la culpabilidad del médico, pese a reconocer que el antígeno prostático encontrado en el cuerpo del niño, prueba que respalda la acusación de violación, no da la certeza de que Fernández sea el agresor.

El médico compareció el lunes pasado ante el mismo tribunal que lo sentenció, para exigir su liberación, pero sin embargo le fue denegada por falta de un documento.

Tras la apelación que presentó su defensa se espera que una corte superior asuma el caso y analice los argumentos para su inocencia.

Alexander, nombre del menor que identifica el caso, fue llevado el 13 de noviembre de 2014 al Hospital del Niño de La Paz, donde fue reanimado tras entrar en parada cardiorrespiratoria y posteriormente derivado a otro centro hospitalario debido a que la unidad de cuidados intensivos estaba saturada.

La muerte del bebé tuvo lugar en ese segundo hospital y la autopsia posterior determinó que el fallecimiento se debió a una hemorragia interna, provocada por un supuesto abuso sexual, de acuerdo al reporte médico.