Encarcelan a mujer que envenenó a sus hijos e intentó suicidarse

Un juzgado boliviano dispuso la detención preventiva de una mujer que supuestamente envenenó a sus tres hijos, matando a dos de ellos, y luego intentó suicidarse, en la región andina de Potosí, informó ayer una fuente policial.

El jefe de Plataforma de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (FELCC) de esa región, mayor Hernán Portugal, dijo que la mujer, identificada como Zulma, fue enviada con detención preventiva a la cárcel de Cantumarca tras una audiencia cautelar realizada en la ciudad de Potosí este pasado domingo.

La mujer, que se acogió “al derecho del silencio”, fue imputada por el Ministerio Público por el presunto delito de infanticidio, indicó este oficial de la Policía Boliviana.

La dueña de casa de esta familia encontró el sábado a la madre y sus tres hijos tendidos en el suelo en la habitación que había rentado dos días antes la mujer.

Los bomberos acudieron al llamado de auxilio y brindaron las primeras atenciones a los cuatro, pero dos de los hijos, un niño de 1 año y seis meses y una niña de 3 años, “han llegado sin signos vitales al hospital Bracamonte” de Potosí, explicó Portugal.

La hija mayor, de 5 años, “está aún luchando por su vida, se encuentra hospitalizada”, señaló el oficial.

La mujer estaba hospitalizada, pero ya ha sido trasladada a Cantumarca.

“Según las primeras investigaciones que hemos realizado, el padre (de los menores) se encuentra con detención preventiva en Cantumarca por el delito de violación”, relató el mayor Portugal.

Por ello, una de las hipótesis que maneja la Policía es que la mujer actuó de esta forma “al verse sola”, agregó.

El médico forense tomó muestras de los menores fallecidos y las envió a un laboratorio, para determinar qué fue lo que ingirieron.

Hace dos semanas se conoció otro caso similar en la ciudad central de Cochabamba, donde una mujer mató a sus hijos de 1, 5 y 7 años asfixiándolos y luego intentó suicidarse, al parecer por los maltratos que sufría a manos de su pareja y la familia de este.

En el primer semestre del año, la Fiscalía boliviana registró 61 feminicidios, 37 infanticidios y 12.746 casos de violencia familiar, la mayoría en Santa Cruz, La Paz y Cochabamba, las regiones más pobladas del país.