ENDE aguarda licencia ambiental para poder exportar electricidad a Argentina

El presidente de la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE), Joaquín Rodríguez, informó ayer que se aguarda la aprobación de la licencia ambiental para comenzar a construir, en territorio argentino, la línea de transmisión que permita exportar energía eléctrica al país vecino.

“Estamos en la recta final para obtener la licencia ambiental, una vez que tengamos la licencia ambiental será el inicio de todo lo que es la obra de construcción de la línea de transmisión”, indicó.

Rodríguez refirió que la línea de transmisión tendrá una capacidad de exportación de 120 megavatios, los que serán despachados de forma permanente al mercado de Argentina.

“Estamos trabajando para enviar los 120 de forma permanente”, subrayó.

El tendido de los 110 kilómetros de la línea de transmisión internacional ya fue concluido en el lado boliviano, que comprenden 40 kilómetros, y restan 70 kilómetros en territorio argentino, según información de ENDE.

Inyección

De otra parte, Rodríguez señaló que hasta el 2020 se pretende implementar al sistema nacional interconectado de electricidad, alrededor de 332 megavatios, que al momento se trabajan en los proyectos de la planta solar de Oruro, la hidroeléctrica de San José y las plantas eólicas.

“En el caso de la Planta de San José, vamos a completar a 124 megavatios, 55 que ya está en operación, vamos a terminar en enero, después la planta solar en Oruro que tiene 250 megavatios, estamos yendo por una segunda fase de otros 50 megavatios, los eólicos que en total son alrededor 113 megavatios”, acotó.

Complementó que recientemente se publicó la licitación para el incremento de 45 megavatios más a las plantas eólicas que se prevé estén listas hasta el año 2020, siendo que es uno los más importantes proyectos que al momento se está trabajando.

Rodríguez también indicó que hasta enero del 2019 se incrementaría la capacidad de producción de energía de la planta de San José, de 55 megavatios a 124, proyecto que al momento ya está más pronto a concluirse.

Por otra parte, en el caso de las plantas hidroeléctricas de El Bala y el Chepete, señaló, que se continúa en la ejecución del estudio a diseño final y se prevé que hasta finales de diciembre se culmine el mismo y el 2019 se pueda iniciar con la ejecución del proyecto que convertiría a Bolivia el corazón energético del sur.

Al momento, Rodríguez aseguró, se continúa con la socialización y se pudo constatar una positiva receptibilidad para con el proyecto por parte de las comunidades donde se construirían las hidroeléctricas, por lo que el mismo no tendría ningún problema en cuanto a la aceptación por parte de los originarios.