¿Es posible un futuro mejor?

Ronald Mamani García

Bolivia un lugar amplio, donde hay corazones llenos de preocupación, si analizamos cada región de Bolivia, con preferencia La Paz, se hallaría a esas personas que ya rebalsaron de preocupación cómo ser los pedagogos, padres de familia, etc.

Sabemos que la educación hacia los jóvenes está cada vez bajando un escalón, con delicadeza; afectando a la sociedad y a la siguiente generación. Se podría saber fácilmente que si la educación se mantiene así, llegaríamos muy lentamente a ser un país más desarrollado.

Muchas personas pensamos que todo está bien, solo estamos mirando el queso ¿te atreverías a partirlo?

Si hablamos de educación tenemos que saber lo que dicen algunos personajes que profundizaron el ámbito educativo.

Herbert Spencer.- La educación es la preparación a la vida completa.

Rousseau.- La educación es el arte de educar a los niños y formar a los hombres.

Es una situación delicada y amplia para abordar, por esa razón solo daré una breve opinión y pasa a manos de la sociedad. En el transcurso de los días de la presente gestión, se suponía que al eliminar la vergüenza los jóvenes podrían expresarse, ser curiosos en el campo de la ciencia, pero no parece así.

Un docente pregunta a sus estudiantes jóvenes ¿Quién consumió bebidas alcohólicas este fin de semana? unos cinco jóvenes levantaron la mano.

No se trata de ser consientes o no, se trata de la imagen del país, imagínese estar en esa aula ¿Qué pensarían? Parecen estar tranquilos con lo que pasa en nuestro alrededor, aun no abrimos los ojos porque no pensamos muy bien en el futuro que nos espera, esos jóvenes serán abogados, maestros, ingenieros, doctores, etc.

Las familias o colegios donde a los niños se hace posible el educar, pero aun así se nos escapa de las reglas que se impone convirtiéndose en una educación adoctrinada. Pero mejor es educar a un niño que corregir a un adulto.

Hay que educar a esos niños y adolescentes que ya están por dar ese paso a la juventud, para que la tranquilidad llegue a nuestra mente y corazón, si cambiaríamos las horas de pereza, juegos en red, juegos móviles, etc. se puede formar unos adolescentes, jóvenes y adultos con una mente realista y

critica, para que la sociedad este siempre lista para educar y enseñar a una nueva generación.

Entonces alentemos a los jóvenes que estudian en colegio, universidad, y en ramas técnicas, ¿Y a los que por imponderables, sea económica, familiares, no estudian? Igual, brindemos ayuda emocional y si es posible ayuda económica para que estudien.