Estará prohibido fumar en áreas que tengan juegos para niños

El proyecto de Ley Municipal de Regulación y Control al Consumo de Tabaco y sus Derivados establece la prohibición de fumar en espacios cerrados y lugares abiertos como las plazas que tienen juegos infantiles, se informó.

La propuesta estará en consideración del pleno del ente legislativo la próxima semana y prevé tener un alcance hasta las plazas, áreas infantiles, parques, y otros lugares con equipamiento para menores.

“La norma es para tener espacios libres de humo. Estamos hablando de la prohibición de fumar en lugares cerrados como discotecas, pubs, restaurantes, cafés, entre otros lugares donde se va a prohibir”, explicó la concejala, Andrea Cornejo
La norma busca erradicar el consumo de tabaco en esos recintos a pesar de que cuentan con lugares exclusivos para fumadores, lo cual generalmente no se cumple debido a que el resto de la gente sigue en contacto con el humo.

De acuerdo a la propuesta normativa, estará prohibido también la venta de cigarrillos “sueltos”. Será permisible ofrecer esos productos en cajetillas que tengan más de 10 unidades. Funcionarios de la Intendencia y la Guardia Municipal serán los encargados de ejercer un estricto control.

“Los niños empiezan a fumar a partir de los 13 años. Eso quiere decir que tenemos estos productos accesibles a ellos, porque un adolescente de esa edad recibe entre uno a tres bolivianos de recreo y con eso pueden acceder a comprar uno, dos o tres cigarrillos”, complementó Cornejo.

A fin de determinar la eficacia de la norma, se establecen sanciones a los propietarios de locales que permiten el consumo de cigarrillos en esos recintos. Se busca que la comunidad se empodere a fin de que también pueden ejercer control en los espacios públicos como parques.

El espíritu de la ley es de protección a la salud de la gente. La norma estará en el pleno del Concejo la próxima semana y paralelamente se trabaja en la reglamentación a fin de que una vez sea promulgada entre en vigencia de manera inmediata.

El proyecto de ley tiene su base normativa en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco (CMCT) de 2003 que fue ratificada por Bolivia a través de la Ley 3029 de 2005 y su Decreto Supremo 29376 que la reglamenta.